Actualizaciones

01 ESTRATEGIAS PARA EL BIENESTAR PSICOLOGICO

enero 29, 2017
Comments off
233 Views

IR A  PSICOLOGÍA

Parte  1:  Aproximaciones al Bienestar Psicológico
Parte  2:  Autoconocimiento — Conócete a Ti Mismo
Parte  3:  La Salida
Parte  4:  Técnicas Terapéuticas
Parte  5:  Suprimir la Ansiedad
Parte  6:  Ignorar la Ansiedad
Parte  7:  Articular la Ansiedad
Parte  8:  El Terapeuta Jasídico
Parte  9:  Ignorar versus Articular las Ansiedades
Parte 10: Transformar el Mal en Bien
Parte 11:  Luz y Oscuridad
Parte 12:  Sumisión, Separación y Dulcificación
Parte 13:  Inter – Inclusión
Parte 14:  La Ansiedad y el Ego
Parte 15:  Contemplando la Grandeza de Di-s
Parte 16:  Contemplando la Humildad del Hombre
Parte 17:  Contemplación Detallada
Parte 18:  Plegaria Sincera: Dulcificación dentro de la Sumusión
Parte 19:  Separación: Ignorar la Ansiedad
Parte 20:  Descartar los Malos Pensamientos: Sumisión dentro de Separación
Parte 21:  Plegaria Meditativa: Separación dentro de Separación
Parte 22:  Pensamiento Positivo: Dulcificación dentro de Separación
Parte 23:  Las Tres Fases de la Sumisión
Parte 24:  Las Tres Fases de la Separación
Parte 25: Dulcificación sin Separación
Parte 26: Permisividad versus Simplificación
Parte 27: Separación como la Llave para la Dulcificación
Parte 28: Dulcificación del Subconciente
Parte 29: Dulcificación dentro de Dulcificación
Parte 30: Discurso Terapéutico
Parte 31: La Sumisión, La Separación y la Dulcificación en el Terapeuta
Parte 32: Ansiedad Positiva
Parte 33: Aguardar al Mashiaj
Parte 34: La Chispa de Mashiaj
Parte 35: Merecer Misericordia
Parte 36: El Bien y El Mal
Parte 37: La Terapia y Los Senderos Jasídicos
Parte 38: Los Libros Terapéuticos de la Biblia
Parte 39: Iob
Parte 40: Mashiaj

Cabala y Psicología

Tratamiento de la Ansiedad
La Aproximación de la Cabala a la Salud Mental

Parte 1

Estrategias para el Bienestar Psicológico

En el mundo moderno en que vivimos, la gente se vuelca en forma notable hacia los psicólogos y libros de autoayuda, en busca de caminos para tratar sus preocupaciones y ansiedades. Se llegó al punto en que en muchos países ilustrados, una persona que se considera respetable debe mantener un contacto regular con un psicólogo o terapeuta, como parte integral de la vida cotidiana.

Lejos de ser considerado un signo de debilidad o anormalidad, tener un confidente o consultante regular es visto como un signo de status: una señal de que la vida de esa persona es suficientemente compleja como para justificar un análisis regular con un profesional entrenado, de que puede afrontar esto, y de que está suficientemente interesado en su calidad de vida, como para ser responsable de cuidar de ella.

Esto no es necesariamente algo negativo. De hecho, en formas variadas, todas las sociedades tradicionales de buen funcionamiento, han instituido el rol de “mentores de vida” y consultores, como parte de su sistema psicosocial. Esto parece proceder de una comprensión básica del ser humano, de que las personas no pueden ni deben intentar afrontar por si mismos todos los problemas de la vida, y que hay una eficacia terapéutica en buscar ayuda y consejo de gente adecuada. En los sistemas sociales religiosos que provienen de las enseñanzas del jasidismo, que a su vez se basan en las enseñanzas de la cabala, el rol del psicólogo puede ser ocupado tanto por el líder de la corte jasídica (el “Rebe”), un “jasid” anciano, un amigo cercano, o algún otro mentor. Cada jasid desea encontrar su mentor, del cual se espera que lo ayude a elaborar sus problemas y ansiedades, discutiéndolos con él regularmente.

A pesar de sus similitudes, existen, sin embargo, muchas diferencias fundamentales entre el enfoque jasídico y el secular sobre el asesoramiento, así como entre las visiones que el jasidismo y la psicología secular tienen de lo que es el bienestar psicológico, y cómo conseguirlo. Un punto central para comprender estas diferencias, es cómo entiende cada uno el rol del autoconocimiento en la salud mental.