Actualizaciones

05 HEI

febrero 10, 2017
Comments off
221 Views

LOS DIEZ SIGNIFICADOS DEL ALEF BET

 Hei

Concepto: Capacidad de autoexpresión a través del pensamiento, el habla y la acción.

Significado: Quebrarse, tomar semilla, Contemplación.

Figura: Las tres “ventanas” dimensionales de la conciencia, compuesta de un eje vertical y otro horizontal (la dalet), con un punto suelto (la iud) que alude a la tercera coordenada de profundidad.

Número: 5

Espacio: la cabra (aries).

Tiempo: Nisan.

Alma: El pie derecho.

Cualidad: El habla.

Arquetipo: Iehuda.

Canal: De keter a jojma.

 

HEI

Las Letras Hebreas

El Significado Místico de las Letras Hebreas

HEI
Expresión – Pensamiento, Habla, y Acción

 

El nombre de la letra hei aparece en el versículo: “Tomen [hei] por ustedes mismos, semillas”. “Tomen” (hei) expresa la revelación propia en el acto de dar de lo de uno a los demás. Dando a los demás en la forma de autoexpresión, es el regalo definitivo del ser. En el secreto de la letra guimel, el hombre rico da de si mismo al pobre en forma de caridad. La forma más elevada de caridad, es cuando el dador se oculta completamente del receptor para no avergonzarlo, como está dicho: “el obsequio encubierto doblega el enojo”. Aquí, en el secreto de la letra hei, el regalo mismo es la relación y expresión del ser, bosquejando al receptor en la esencia del dador. Iosef, el que dice las palabras “tomen para ustedes semillas”, corresponde a la sefirá de iesod, cuya función es expresarse en forma de dar semillas, como está explicado en cabalá. Cuando Iosef le dió por primera vez grano a sus hermanos, no lo podían reconocer, como la dalet en relación a la guimel. En su revelación a sus hermanos (y en consecuencia a todo Egipto), su entrega se volvió como la de la hei. En vez de grano, ahora el da semilla.

El alma posee tres medios de expresión, “vestimentas” en la terminología de la cabalá y el jasidismo: pensamiento, habla y acción. La vestimenta superior, el pensamiento, es la expresión del propio intelecto interior y las emociones hacia uno mismo. El proceso del intelecto y las emociones al volverse conscientes al pensar, es similar al darse a si mismo (el esencial dominio inconsciente del alma) a otro (el propio estado de conciencia). Las dos vestimentas inferiores, habla y acción, posibilitan expresarse a los demás.

Las tres líneas con las que se compone la hei, corresponden a estas tres vestimentas: la línea superior horizontal, al pensamiento; la línea vertical derecha, al habla; y el pie suelto a la acción.

La línea horizontal simboliza un estado de ecuanimidad. El continuo y llano fluir del pensamiento, es la contemplación de cómo Di-s se encuentra por igual en todo lugar y en cada cosa. En relación al prójimo judío, uno debe entender que cada uno de nosotros, posee un punto interior de bondad, y que todos los judíos son iguales en esencia. Esta comprensión, el plano elevado horizontal de la propia conciencia en relación a otro, configura el “escenario” de las relaciones personales para todo individuo.

El punto de origen de la palabra, la línea vertical derecha de la hei está conectada directamente con la línea del pensamiento, y luego desciende para expresar los pensamientos propios, y los sentimientos interiores hacia otros. La raíz de la palabra hablar, en hebreo es davar, que significa “liderazgo”, como en la expresión “Hay un líder [dabar] en una generación, no dos líderes en una generación”. Liderazgo implica jerarquía, posiciones relativas de arriba y abajo, y esto es representado por una línea vertical. El Rey, y del mismo modo todo líder, rige a través de su poder de hablar, como está dicho: “Con la palabra del Rey está Su soberanía”.

La separación de la acción, el pie izquierdo desconectado de lahei, del pensamiento, que es la línea horizontal superior, refleja una profunda verdad acerca de la naturaleza de la acción. “Muchos son los pensamientos en el corazón del hombre, no obstante el consejo de Di-s seguramente se alzará”. El servidor de Di-s experimenta la brecha entre sus pensamientos y sus actos. A menudo él es incapaz de llegar a entender sus intenciones interiores; en otros momentos es sorprendido por sucesos inesperados. En ambos casos siente la mano de Di-s dirigiendo sus acciones. Esta brecha es la experiencia de la Nada Divina, la fuente de toda Creación, haciendo algo de la nada.

Llegamos ahora a la culminación de la secuencia representada por las tres letras guimeldalet, y hei, el proceso de dar de uno mismo a otro. El obsequio, representado por el pie, el segmento desprendido de la hei, cuando se integra completamente con el receptor, se convierte en su propio poder de acción y entregar de si mismo a otros. Más todavía, él ahora entiende completamente que en definitiva, el efecto y potencia de sus actos son en verdad la acción de la Providencia Divina.

FORMA

Tres líneas; las dos líneas de la dalet juntas con un pie izquierdo suelto

Mundos:

  • Tres dimensiones de la realidad física:
    • Ancho – la línea horizontal,
    • Largo – la línea vertical,
    • Profundidad – el pie suelto.
  • Hay una dimensión de realidad más allá de la percepción sensorial inicial.
  • “Nosotros podemos hacer y entender”.

Almas:

  • Tres vestimentas (“servidores”) del alma:
    • Pensamiento (meditativo o involuntario) – la línea horizontal,
    • Habla (desde el corazón o desde los labios) – línea vertical,
    • Acción – el pie suelto.
  • El beinoni, quien es dueño de sus “servidores”.

Divinidad:

  • Tres manifestaciones Divinas:
    • Esencia – la línea horizontal,
    • Luz Transcendente – la línea vertical,
    • Luz Inmanente – el pie suelto.

NOMBRE

Quebrantarse; tomar semilla; contemplar; revelación.

Mundos:

  • Ruptura de los recipientes y la resultante pluralidad de la Creación
  • El maestro resquebrajando la brillantez de su comprehensión por el bien del estudiante.
  • La existencia quebrada que resulta en una existencia unificada.

Almas:

  • Impregnando la realidad con las almas de Israel.

Divinidad:

  • Revelación Divina- “Contemplando” a Di-s.
  • Revelación definitiva de Mashiaj.
  • Pequeña hei: potencial revelación Divina.

NÚMERO

Cinco

Mundos:

  • Símbolo de división.
  • Cinco orígenes del habla en la boca.
  • Cinco dedos de la mano.
  • Cinco planetas visibles en el sistema solar.
  • Las cinco vanidades del primer versículo de Eclesiastés.

Almas:

  • Cinco niveles del alma.
  • Cinco veces “Bendice Di-s, mi alma” en los Salmos 103 y 104.
  • Cinco voces de alegría de la novia y el novio.

Divinidad:

  • Cinco Libros de Moisés.
  • Cinco voces en la entrega de la Torá.
  • Cinco veces luz en el primer día de la Creación.
  • Cinco letras finales.
  • Cinco redenciones.