Actualizaciones

RABI IBN ATAR – EL OR HAJAIM

febrero 17, 2017
Comments off
101 Views

HISTORIAS DE TZADIKIM

EL OR HAJAIM

Un Regalo Oportuno al Sultán

por Yerachmiel Tilles
Si por él fuera, el malvado visir pensó para sí infinidad de veces, no habría judíos en Marruecos. Odiaba a los judíos, pero a pesar de que era muy poderoso no podía hacer nada, porque el sultán se mostró favorable hacia sus súbditos judíos y no permitiría que el visir los perjudique.
El cruel virrey esperó su momento, hasta que finalmente surgió una oportunidad adecuada. El sultán había decidido viajar a las provincias distantes de su tierra, dejando a su virrey encargado de los asuntos de gobierno. El visir preparó una acusación falsa en contra de los judíos de la capital e incitó a la población musulmana a atacar al barrio donde vivían. Los árabes sanguinarios no necesitaron muchas excusas.
Por su parte, el sultán había llegado a la ciudad de Meknes, donde vivía Rabi Jaim ibn Atar, el Or HaJaim HaKadosh (“santo”). El Or HaJaim había sido advertido desde el Cielo del peligro que amenazaba a sus hermanos y quiso evitarlo. Se dirigió al palacio donde se hospedaba el sultán y le pidió una audiencia, pero le fue negada.
“Dile al rey que le he traído un regalo para su cumpleaños, pero insisto en dárselo  personalmente.”
Esto despertó la curiosidad del sultán, quien dio instrucciones para que el judío sea presentado ante él.
Rev Jaim se inclinó respetuosamente y sacó un pequeño espejo de su bolsillo. “Este es mi regalo para Su Majestad. Es un espejo con poderes especiales. Sólo mira en él y dime lo que ves.”
El sultán miró en el espejo pequeño y sus ojos se agrandaron de asombro. Era la capital, su palacio, su trono, y el visir estaba sentado en él, como si fuera sultán! Un ceño fruncido de enojo inundó sus facciones al momento que ordenaba a sus sirvientes prepararse para su inmediato regreso a casa.
El sultán llegó justo a tiempo para evitar una masacre. En un ataque de furia, mató rebelde a su visir. Y los judíos de Marruecos respiraron libremente una vez más, agradeciendo a Dios por el gran milagro.

~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~

 

[Fuente: Adaptado por Yerachmiel Tilles de “Cuentos de Tzadikim” (Artscroll) por G. Matov]
Nota biográfica: Rabí Jaim ben Moshé ibn Attar (1696-1615 Tamuz 1743) fue uno de los rabinos más prominentes en Marruecos. En 1733 decidió dejar su país natal e instalarse en la tierra de Israel. En el camino fue retenido en Livorno por los miembros ricos de la comunidad judía que estableció una ieshivá para él. Su lugar de descanso en el Monte de los Olivos en Ierushalaim es la ocasión para una gran peregrinación anual en su iahrzeit.