Actualizaciones

Olam Haatzilut

marzo 3, 2017
Comments off
144 Views

Olam HaAtzilut

El Mundo de Emanación Divina

Atzilut es el mundo de la emanación Divina, con una conciencia plena y total de su origen Divino. El proceso de la “emanación” es descripto en jasidut como de heelem veguilui, “oculatamiento y revelación”, es decir, el proceso de revelar la esencia de lo que hasta ahora estaba oculto). Los tres mundos inferiores son reinos creados, algo [conciencia propia independiente] de la nada [el origen Divino escondido]. El proceso de la “creación” es descripto en jasidut como de etzem vehitpastut (“ser esencial y expansión”, como un rayo de luz que se extiende desde el cuerpo del sol hasta eventualmente ocultarse en la realidad, experimentandose y percibiéndose como “otro” o algo separado de su origen.

Como se explicó antes, desde el momento de su emanación luego de la “ruptura de los recipientes” del mundo previo de Tohu , el mundo de Atzilut está en un estado de rectificación perfecta y eterna. Este no es el caso de los otros tres mundos inferiores, que requieren de nuestro servicio Divino en la tierra para redimir las chispas de Divinidad caídas en ellos y traerlos así a un estado completo de rectificación como el caso de Atzilut . “Y Hashem será el Rey en toda la tierra, y en ese día Hashem será Uno y Su Nombre Uno”.

En general, los cuatro mundos son paralelos a las cuatro letras del Nombre Esencial de Havaiáh : la corona encima de la iud de Havaiáh corresponde al “mundo” de Adam Kadmón; la iud misma, por encima del tiempo y el espacio, brilla en el mundo de Atzilut; las tres letras hei, vav y hei, que juntas forman la palabra “presente”, reflejan la realidad interior del tiempo y el espacio creados, brillando en los tres mundos inferiores.

Relativo al alma, los cuatro mundos corresponden a los cuatro niveles del alma del hombre: Jaiáh del mundo de Atzilut , neshamáh del mundo de Beriáh , ruaj del mundo de Ietziráh y nefesh del mundo de Asiáh . El nivel de iejidáh del alma corresponde a (y desciende a la persona desde) el “mundo” de Adam Kadmón .

Las diez sefirot del mundo de Atzilut , en relación a las de los tres mundos inferiores, son como los diez poderes esenciales del alma en relación a sus tres vestimentas de pensamiento, habla y acción. A pesar de que todas las formas de auto expresión derivan en definitiva de maljut de Atzilut , que es el “mundo del habla” Divino, como se explicó antes, las “vestimentas” reales del alma (que como tales están separadas, como si fuera, del alma misma) se relacionan con los tres mundos inferiores de Beriáh, Ietziráh y Asiáh .

Como se explicó arriba, el mundo de Atzilut es el de la dicha y el éxtasis del “casamiento”, que viene a continuación del mundo de Akudím , el mundo de las impresiones de la niñez y del mundo de Nekudim , con su experiencia traumática de la adolescencia).

Para continuar con esta parábola, los tres mundos inferiores pueden ser comparados con las tres etapas del hombre casado que abandona el ámbito íntimo de su hogar (“el dominio privado”, que en cabaláh es el mundo de Atzilut ) para salir al mundo exterior, de los “negocios” (el “dominio público”, de los tres mundos inferiores en Cabaláh). El “negocio” de los tres mundos inferiores es involucrarse en la elevación de las chispas caídas.

Hay tres profesiones posibles que uno puede elegir en el “mundo de los negocios”: ser un “profesor” de economía y negocios, correspondiente a Beriáh , el mundo del pensamiento, o un “consultor de negocios”, correspondiente a Ietziráh , el mundo del habla, o un “hombre de negocios”, correspondiente a Asiáh , el mundo de la acción.

Luego de haber explicado en detalle el mundo de Atzilut y sus partzufim, describiremos ahora en detalle los tres mundos inferiores y su relación con el de Atzilut.