Actualizaciones

EL AMOR AL PUEBLO DE ISRAEL

julio 21, 2017
Comments off
66 Views

Amor y Cabalá – Entre Di-s y el Hombre

Ahavat Israel


por el

Rabino Itzjak Ginsburgh

Un discurso jasídico explorando el pulso oculto del alma judía que oscila continuamente entre Di-s y el hombre

Ahavat Israel es el amor por el pueblo de Israel. Rabí Akiva dijo que el amor a Israel, “y amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Levítico 19:18), “es el principio más grandioso y abarcador de la Torá”. Cuando se acercó un converso pidiéndole: “enseñame toda la Torá sobre un pie” Hilel le respondió “no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti. Esta es toda la Torá en un pie, el resto es sólo comentario, ve y aprende”.

El Baal Shem Tov enseñó que “el verdadero Ahavat Israel es amar desde lo profundo de nuestro corazón a un judío “a quien no hayamos visto jamás”. Esto implica que nuestro amor por Israel está basado en la identidad supraracional de las almas, sin considerar ninguna causa conciente de ningún tipo, como la amistad, etc.

Rabí Shneur Zalman de Liadi dijo que el amor a Israel es de hecho la consumación del amor a Di-s, porque cuando se ama a Israel “se ama a lo que nuestro Amado ama, porque Di-s ama a Israel, como está dicho ‘Yo te amo, dice Di-s'”. Al amar a Israel se debe estar conciente de que cada judío posee una cualidad sagrada única que no se compara con la de ningún otro judío (esto además de la raíz esencialmente supraracional de amor que nos hace a todos uno y hermanos “hijos de Di-s”, “sin motivo alguno”).

Ahavat Israel es primero la experiencia de que todos somos “células” u “órganos” de un cuerpo espiritual único, cuya sangre y fuerza de vida fluye a través nuestro y nos conecta a todos; segundo es experimentar un “ser” completamente común a todos que nos abarca y contiene. A nivel de la primera experiencia se puede sentir todavía el mal emanando del otro, mientras que en el segundo nivel “todos los pecados son tapados (se vuelven invisibles) por el amor”.

Ahavat Israel =  949 = 13 x 73, ahavá (amor) veces jojmá (sabiduría). La propiedad espiritual interior de la sabiduría es el bitul, (auto anulación o ser desinteresado), que es el prerrequisito para el verdadero amor.

Más aún, como todas las almas judías son esencialmente “sabias”, el amor por nuestro prójimo judío es la más grande expresión de esta sabiduría innata (jojmá es el punto superior del eje derecho del esquema de las sefirotahaba – jesed es el punto que está por debajo, recibiendo de aquel su luz e inspiración).