Actualizaciones

REGALOS PARA EL CASAMIENTO

SIETE REGALOS PARA EL CASAMIENTO

Meditación jasídica para la elevación del alma

TODA LA CREACIÓN ES UN CASAMIENTO

 

 

En el relato de la Torá de los siete días de la Creación hay exactamente 469 palabras. ¿Qué dice este número?

Hay una palabra importante en la Lengua Sagrada que tiene este valor: jatuná, חתונה, “casamiento”.

En hebreo, casamiento suma 469, el número de palabras de los siete días de la Creación, los siete días de labor y el Shabat sagrado, el día de descanso. Es decir que todo el universo es un casamiento, empezando por toda su creación del mundo.

¿Dónde vemos esto? Hay una enseñanza de los sabios que dice explícitamente: [Iruvim 54a] “Este mundo al que venimos es como una celebración”. Este mundo a donde viene el alma a actuar, empoderados con la fuerza de hacer buenas acciones precisamente en este mundo, es una parábola del casamiento. Es como un casamiento

¿Qué es el casamiento? Es la unión del novio y la novia. Y así tenemos que entender siempre, que todo este mundo con la suma de todos sus actos creativos, comenzando por los Seis días de la Creación. Y sobre todo entender cuál es su finalidad, que es el descanso del Sagrado Shabat, y la paz y el descanso del Shabat que es la novia: que toda la creación es un casamiento.

 

UNA PAREJA FORMADA EN LOS CIELOS

 

Hemos visto que jojmá, חכמה, comienza con las letras iniciales de jatán y calá, חתן כלה, “novio” y “novia”, jet y kaf.

¿Qué vemos en la segunda sílaba, má, mem hei? Ante todo tiene la misma guematria que Adam, אדם, 45. Cuando se casan el novio y la novia se vuelven una persona completa.

Pero má, “qué”, también expresa la auto anulación en el alma, como Moshé Rabeinu que dice: [Éxodo 16:7] ונחנו מה, vanajnu má, “y nosotros qué”, ¿qué importancia tenemos? Es decir, para ser , una persona completa, la unión del novio y de la novia tiene que adoptar en el alma el atributo de anulación, la nada.

Ain mazal leIsrael”, “La Nada es la fuente de vida de Israel”.

Si ya hemos interpretado las iniciales jet kaf como novio y novia, corresponde continuar y pensar qué iniciales pueden ser las letras mem hei. Lo primero que viene a la mente es que esta pareja formada por el novio y la novia es min hashamaim, מן השמים, un designio de los Cielos.

Entonces hay aquí una sabiduría perfecta. La sabiduría es la visión interior del alma, el sabio es el que ve lo que está naciendo. ¿Qué es lo que nace aquí debajo de la jupá? Que el novio y la novia están forman una pareja designada desde el Cielo.

 

SIETE REGALOS PARA EL CASAMIENTO

En la jupá, en el palio nupcial, cuando la novia da vueltas 7 veces, debemos meditar con la intención de bendecir a la pareja con 7 bendiciones, correspondientes a la circunvalación.

Las bendiciones corresponden a las sefirot desde bondad hasta reinado.

En el Sefer Ietzirá, el Libro de la Formación, esas bendiciones son llamadas: “Siete regalos buenos”.

  1. El primer regalo que se le da a la pareja en la primera vuelta es “sabiduría”, “Jojmat Jaim”, sabiduría de vida.
  2. El segundo regalo es “felicidad”, osher ve osher, felicidad y riequeza.
  3. El tercer regalo es “hijos”, zera jaiá vekaiama, tener descendencia viva y duradera.
  4. El cuarto regalo es una “buena vida”, jaim tovim vearukim, que tengan una vida buena y extensa.
  5. El quinto regalo es “gobierno sobre la realidad”, memshalá al hametziut, sobre el ambiente que los rodea y el entorno.
  6. La sexta bendición es paz, “Shalom”, una paz verdadera entre los cónyuges.
  7. El séptimo regalo, correspondiente al reinado, es gracia, jen, metziat jen, hallar gracia, que siempre encuentren gracia uno a los ojos del otro. Y también ante todas las criaturas en mérito a su unión. Que encuentren gracia y buena predisposición a los ojos de Dios y de las personas

 

PRIMER REGALO PARA EL CASAMIENTO

SABIDURÍA DE VIDA

 

El primer regalo que les dan al novio y a la novia debajo de la jupá, es el regalo de la sabiduría, jojmá, la sabiduría de vida, jojmat jaim.

¿Qué insinúa la palabra jojmá en este contexto especial del novio y la novia?

Ante todo prestemos atención a un fenómeno muy bello, que en el Zohar, la palabra jojmá, חכמה, la dividen en dos miembros, חכ מה, jej o כח מה, coaj , si damos vuelta las dos primeras letras.

Jej, jet kaf, son las iniciales de jatán y calá, novio y novia. Así pues, la sabiduría misma comienza con la unión, el acople del novio y la novia.

Y si lo damos vuelta, coaj má, כח מה, estamos colocando a la novia por encima del novio. Primero a la novia y después al novio, en el secreto de “la mujer de valor es la corona de su marido”.

 

SEGUNDO REGALO PARA EL CASAMIENTO

RIQUEZA – FELICIDAD

La segunda bendición que el novio y la novia reciben debajo de la jupá, mientras la novia da vueltas alrededor del novio, el segundo regalo es de la riqueza, עושר, osher, con ain. Pero el espíritu interior de la riqueza es la felicidad, אושר, osher con alef.

Está escrito, que en el Templo “la menorá en el sur, y la mesa de los panes en el norte”. De acuerdo a la Cabalá, la primera vuelta de la novia, y el primer regalo de la sabiduría, representa la luz de la menorá que está al sur, que corresponde a la bondad, jesed.

En cambio la segunda bendición, el segundo regalo corresponde al secreto de la mesa de los panes en el norte (que es el rigor, guevurá). Está escrito: “quien quiere ser sabio que vire hacia el sur (bondad) y quien quiere ser rico que vire hacia el norte”. Porque el lugar de la mesa era en la parte norte del Templo Sagrado.

¿Cuál es el catalizador de la riqueza y la felicidad, es la santidad en la mesa? Cuidar la sacralidad de la mesa, que siempre esté elegante y luminosa (idur, proviene de or, luz), como en “resplandor y elegancia”. Es decir que se tenga un cuidado especial en el cashrut de los alimentos. En la buena y verdadera cocina judía todos los alimentos son estrictamente cosher, casher mehadrin min hamehadrin.

Así en la pareja, que ante todo debemos decir que es en mérito de la mujer, que construye el “reinado a partir del rigor” de la mesa que es su dominio. Y por el mérito de cuidar el cashrut en la cocina la pareja amerita vivir en riqueza y felicidad.

 

 

TERCER REGALO PARA EL CASAMIENTO

HIJOS E HIJAS BUENOS Y HERMOSOS

La tercera bendición, el tercer presente que el novio y la novia reciben durante las vueltas de la novia debajo de la jupá, es la bendición de tener hijos. Que tengan muchos hijos, niños y niñas que se ocupen en el estudio de la Torá, y el cumplimiento de los preceptos con alegría y corazón ferviente, teniendo mucha satisfacción de los hijos.

La tercera vuelta corresponde a tiferet, belleza, que es la misericordia y la compasión. La virtud para tener muchos hijos buenos y bellos, tanto espiritual como físicamente es la compasión, ante todo entre marido y mujer.

Tener compasión es sentir muy profundo dentro del alma, las necesidades del prójimo.

Y así, a través de la cualidad de la misericordia, merecemos tener muchos hijos e hijas que se ocupan en la Torá y las mitzvot.

 

 

CUARTO REGALO PARA EL CASAMIENTO

CONFIAR EN LA VIDA

La cuarta bendición que reciben el novio y la novia bajo el palio nupcial es la bendición de vida, para que tengan una vida larga y buena, juntos.

La cuarta vuelta corresponde a la sefirá de netzaj, “eternidad”, “victoria”. El poder motivador de netzaj es la cualidad de la seguridad o confianza proactiva, el poder de hacer buenas acciones. Porque el mundo fue creado para realizar buenas acciones, comenzando por la mitzvá del matrimonio. Durante el transcurso de la vida realizan juntos muchas buenas acciones, con mucha confianza de que Dios me da la fuerza para hacer buenos actos en la vida.

Está escrito que “para todos los seres vivientes hay confianza”. Quien quiere tener vida, quien desea vivir tiene confianza. Tiene que hacer el esfuerzo y alimentar su ser con el poder de la confianza, dedicando su vida a realizar buenas acciones.

 

 

QUINTO REGALO PARA EL CASAMIENTO

GOBERNAR JUNTOS EL MUNDO

 

La quinta bendición o presente que reciben el novio y la novia bajo el palio nupcial es la bendición del gobierno, memshalá.

¿Cuál es el significado de gobierno? En este mundo entramos en contacto a cada instante con la realidad física. Dios nos envió aquí para cumplir con nuestra tarea de refinar las chispas sagradas atrapadas en la realidad. Pero para poder lograr realizar nuestra tarea de refinamiento, y elevar todas las chispas sagradas ocultas y enterradas en el mundo material, de hecho cautivas y prisioneras por el momento dentro de la materialidad, tenemos que dominar la realidad. Ser los que la gobiernan y no, Dios lo prohíba, lo opuesto, que la realidad nos controle a nosotros.

Está escrito que este poder del gobierno proviene del poder de la mujer. ¿Dónde está esto insinuado en la Torá? En un lugar muy sorprendente, (Bereshit 3:16) “Y él [el hombre] tendrá domino sobre ti [la mujer]”.

El significado profundo no es que el hombre controla a su esposa, sino que su poder de gobernar “proviene de tu poder”, del poder de la esposa. Y a través del poder de la mujer ambos pueden controlar la realidad, y que la realidad no los gobierne.

 

SEXTO REGALO PARA EL CASAMIENTO

PAZ Y SOSIEGO PARA EL ALMA

La sexta bendición o regalo que reciben la novia y el novio, mientras ella gira alrededor del novio debajo del palio nupcial, es la bendición-regalo de la paz, shalom. Es decir, la verdadera paz y armonía en el hogar. El amor y la fraternidad, la paz y compañerismo en la pareja.

Por supuesto, cuando decimos paz no nos referimos a un pacto de paz, para no causarse daño entre los dos, Dios lo prohíba, eso es evidente y se da por sentado.

¿Cuál es la intención interior de la paz? En verdad es la rectificación del pacto, tikún habrit. Este es el sexto atributo, el pacto sagrado.

Shalom es encontrar verdadero sosiego y serenidad en la pareja. Si hay armonía en el hogar, cuando el marido entra a casa después de un día de trabajo duro, ve a su esposa y le dice “shalom”, e inmediatamente siente que la serenidad entra en su alma. Este es el lugar calmado y bueno, donde mi alma se siente en su lugar. Esta es la señal de que hay paz verdadera entre marido y mujer.

La paz es como el Shabat, Shabat Shalom, el día de descanso, de sosiego para el alma.

 

SÉPTIMO REGALO

EL NOVIO Y LA NOVIA SANTIFICAN EL SHABAT

 

La última bendición que la novia y el novio reciben debajo de la jupá, al final de las 7 vueltas es el regalo de la gracia. Que toda la vida halle gracia a los ojos de su compañero.

¿Qué nos dice está palabra “gracias”, jen, חן? ¿Qué significa sentir gracia, hallar gracia?

Dice el versículo: [Zejariá 4:7]

“Claman ‘gracia, gracia’ a ella”,

tshuot jen jen la

Hagamos una bella guematria: el valor numérico de la palabra “a ella”, לה, la suman igual que “vale la pena”, o “meritorio”, kedai, כדאי.

¿Qué significa encontrar gracia? Miro a mi esposa y le digo: “qué felicidad, que bueno fue haberme casado contigo”. Y entonces ella le dice “para mí fue muy bueno casarme contigo”.

Esta sensación de haber hecho algo muy bueno  parece un sentimiento muy simple,pero es el signo más claro de haber encontrado gracia mutuamente.

 

 

EL NOVIO Y LA NOVIA SANTIFICAN EL SHABAT

De todas las bendiciones que decimos según establecieron los sabios, hay una en donde las iniciales de las dos últimas palabras son mem hei, מה, . “qué”. Son las dos últimas letras de la palabra jojmá, חכמה, “sabiduría”, formada por jatán y calá, חתן כלה, “novio y novia”, y má, mem hei, las iniciales de מקדש השבת, mekadesh haShabat, “santifica el Shabat”, como en la bendición:

“Bendito eres Tú Havaiá, que santifica el Shabat.”

En el momento de la unión y en general la atmósfera que rodea al novio y la novia juntos, es la misma atmósfera sagrada del sagrado Shabat. Por eso, cuando el novio santifica a la novia, esto en sí mismo santifica el Shabat. Y está unión que hay en la palabra jojmá, “sabiduría”, del novio y la novia, jet y kaf, está asociada con la mem y la hei de mekadesh haShabat, “santifica el Shabat”.

La novia es en sí misma el Shabat, como está escrito en el Zohar. Y todas las bendiciones derivan y fluyen por el mérito de la fuerza de la santidad del Shabat.

Si calculamos la guematria, cuánto suma todo junto JATÁN CALÁ MEKADESH HASHABAT. Es un múltiplo del Nombre Havaiá, 1664, 64 por 26, una unión perfecta, donde 26 es la guematria de Havaiá, y 64 es la unión de la primera pareja de la Torá, de toda la humanidad, Adam y Javá, אדם חוה = 64.

Surge de aquí, que Adam y Javá, אדם חוה, multiplicado por Havaiá, י-הוה, 64 veces 26, es igual a Jatán Calá Mekadesh Hashabat, el novio y la novia santifica el Shabat!