NO HAY BARRERA MATERIAL O ESPIRITUAL ANTE ÉL

barrera

Estudio de Jasidut: La Epístola del Arrepentimiento
Capítulo 5 – 1

[En particular] la enunciación de la hei es exclusivamente aliento no vocalizado, como está escrito: “Una letra liviana sin substancia”. Y aunque Él no tiene forma corpórea —líbrenos Di-s—, “la Torá habla como en la lengua de los hombres”. Además, porque también el habla de Di-s [consiste de, para decirlo de alguna manera,] veintidós letras que se separan en las cinco articulaciones [que producen el habla Divina] de las cuales fueron creados todos los seres. (Para un análisis de estas letras y su significado, véase Likutéi Amarím, Segunda Parte [Shaar HaIjud VeHaEmuná], cap. 11).

En forma análoga, salvando nuevamente la infinita distancia [entre el Creador y el alma creada,] exactamente lo mismo se aplica al alma del hombre, que es el Alma Divina que “El sopló de dentro de Sí Mismo”. Está [el estado inicial de jojmá,] el concepto oculto al que se alude en la letra iud, poseyendo [meramente] el potencial de ser revelado, y [con ello] entender y concebir la verdadera existencia y grandeza de Di-s, en cada persona conforme su medida, de acuerdo a la extensión de su intelecto y entendimiento.

A medida que [el hombre] profundiza su intelecto y amplía su inteligencia y comprensión para meditar acerca de Su grandeza, su [ahora desarrollado] entendimiento es señalado por la letra hei, que tiene ancho. [La letra hei] también tiene largo, para indicar la extensión hacia abajo, de modo que de su entendimiento y meditación acerca de la grandeza de Di-s, [el hombre] haga nacer el amor y el temor, y sus ramificaciones, en su mente y en lo recóndito de su corazón, hasta que finalmente [estas emociones] encuentren revelada manifestación en su corazón. Estas [emociones espirituales] conducen al verdadero servicio a Di-s, en el estudio de la Torá y la observancia de las mitzvot, con voz y habla, o con la acción. Esto es [el área de] las [finales] letras vav y hei [del Tetragrámaton, Havaiá].

Además, la meditación que se empeña en entender y concebir Su verdadero ser también deriva de la Torá, pues “la Torá procede de jojmá”, que es la iud del Tetragrámaton.

0 Shares

Lo nuevo de Gal Einai

Reciba las últimas actualizaciones

Suscríbase a nuestro Boletín Semanal

No hay spam, sólo notificaciones sobre nuevos artículos, actualizaciones.

{{ reviewsTotal }} Review
{{ reviewsTotal }} Reviews
{{ options.labels.newReviewButton }}
{{ userData.canReview.message }}
En tendencia

Artículos más populares

Videos de Tamuz

Tú Eres Mi Dios y Te Alabaré | Rosh Jodesh 5777 No Hace Falta Maestros 5777 Pobre y Montado en un Burro 5777 La Fe

Los Ocho Esenciales

El Aceite de Oliva y las Vestimentas Sacerdotales Las Ocho Vestimentas Sacerdotales Corresponden a los Ocho Componentes de los Kerubim El tema principal de la

6. * El Lobo y la Oveja *

Meditación Diaria Sobre el Jitas Día 6 En esta entrega: Cómo educar a los hijos y cómo traer bendición de lo alto בִּנְיָמִין זְאֵב יִטְרָף בַּבֹּקֶר

Ir arriba
Apoya

registrate dona

Copy link