DE LA CREACIÓN A LA REDENCIÓN

PENSAMIENTOS

La Importancia de cuidar el Pensamiento

Ahora llegamos al sexto mandamiento continúo llamado mi lado posterior, como una puerta trasera. Cuidar nuestros pensamientos es no permitir ningún pensamiento extraño. Lo llamaremos nuestro sistema inmune espiritual. Cuidar nuestros pensamientos es un saludable sistema inmunológico espiritual, que no permite que una bacteria dañina pueda entrar en mi conciencia.

Las personas no se dan cuenta qué potente y qué importante es el pensamiento. Reconocemos nuestras acciones, y el hombre puede hacer cosas muy malas, Dios lo prohíba, con resultados negativos, la persona dice cosas malas, dice lashón hará, la mala lengua que puede tener los efectos e influencias más negativos en otras personas, separando las almas. Entonces es claro que los malos actos son malos y las malas palabras son malas, hacen mal, pero solo no están conscientes de lo malo que son los malos pensamientos.

En cierto sentido, como aprendemos en el texto clásico de Jasidut llamado el libro de Tania, del tercer maestro de Jasidut, después del Baal Shem Tov y el Maguid de Mezritch, el Rebe Shniur Zalmen de Liadi autor del Tania, el primer Rebe de Jabad, y en su texto clásico explica qué potente es el pensamiento, más que las palabras e incluso que los actos, porque el pensamiento afecta la realidad, la forma de pensar afecta la realidad.

Espíritu Sagrado y Plegaria Continua por Cuidar los pensamientos

¿Por qué hay grandes tzadikim, grandes almas justas en el mundo que poseen el llamado Ruaj Hakodesh, el Espíritu Sagrado?  ¿Cómo merecen algo así? Porque el Espíritu Sagrado es el don de la profecía, es profético, conversan con Di-s, reciben mensajes verdaderos de Di-s. Hay muchas personas que creen recibir mensajes divinos, pero no es verdad. Solo las personas que son realmente justas los reciben realmente, ¿por qué merecen algo así? Obviamente deben haber hecho grandes cosas en sus vidas, seguramente habrán guardado sus lenguas de hablar decir cosas malas, pero está dicho que la verdadera virtud por la que lo merecieron, y hay personas como esas ahora en nuestros días y nuestra época que merecieron el Ruaj Hakodesh, el Espíritu Sagrado, grandes tzadikim como el Rebe es porque cuidan sus pensamientos. Solo piensan pensamientos puros, solo piensan bien de las otras personas, no piensan mal de nadie.

Como dijimos, en nuestro Templo Divino que construimos alrededor nuestro, nuestra presencia se esfuerza por estar en un estado permanente de plegaria, y eso depende principalmente de pensar siempre bien. Si pienso bien de alguien, por ejemplo, si está enfermo, y pienso bien estoy realmente orando por él, le estoy pidiendo a Hashem que esté mejor, si necesita estar sano que reciba salud, si necesita sustento que reciba sustento. Entonces este sexto mandamiento permanente que es pensar bien, me lleva realmente a un estado continuo de plegaria a Dios, para que cada uno tenga el máximo bienestar en su vida. 

Resumiendo, los Siete Preceptos en el Espacio Divino

Una vez más: tenemos nuestros seis lados del templo, vamos a repasarlos: encima mío es aceptar que Di-s existe y que Él tiene y ejerce su Providencia Divina sobre mi vida; debajo mío es no caer en el error de pensar o creer que existe alguna otra fuerza en el universo que tenga cualquier forma de control sobre mí; la tercera es que ese Di-s que está por encima mío y en el cual yo creo es uno y únicamente uno, absolutamente uno, indivisible; a mi derecha está mi ala derecha que es mi amor por Di-s; y a mi izquierda está mi ala izquierda que es mi tenor de Di-s; y detrás mío es  la fuerza de mi conciencia, lo que llamamos la esencia de mi conciencia positiva para purificar los pensamientos en nuestra mente, porque nuestra mente puede estar sucia, contaminada porque tener malos pensamientos contamina nuestra mente, y así nuestra mente puede estar limpia y pura.

Eso define al tzadik, las almas justas, que merecen el Espíritu Sagrado, la pureza de sus mentes, pensar solo buenos pensamientos, algo sumamente difícil. Y ya explicamos que la relación entre esto y la plegaria se puede expresar en la forma negativa, está dicho que los malos pensamientos aparecen frecuentemente en medio de la plegaria, en ese momento es cuando “trabajan” más fuerte los malos pensamientos para entrar en nuestra conciencia y distraerlo de la verdadera intención en la plegaria. Así que, una vez más vemos la relación entre cuidar nuestros pensamientos, entre la pureza de nuestros pensamientos y la oración.

Los Seis Preceptos son para todo el Mundo

Es importante explicar a todo el mundo que esto es universal, estos seis mandamientos permanentes de la Torá no están incluidos como uno de los siete preceptos de los Bnei Noaj. Sabemos que, según la Torá, se dieron siete mandamientos a todos los seres humanos, que son: no matar, no cometer adulterio, no robar, no adorar ídolos, no blasfemar el Nombre de Di-s, no comer partes de animales vivos, establecer un sistema de cortes de justicia para regir y haya justicia en la sociedad. Estos son los siete mandamientos universales.

En ellos no se menciona el amor a Di-s, los únicos mandamientos entre estos siete que están relacionados con Di-s son no adorar ídolos y blasfemar a Dios, no maldecir ¿Por qué no hay un mandamiento de amar a Di-s? Todos deben amar a Di-s o temer a Di-s como se nos dice. Incluso los sabios nos enseñan que hasta los no judíos pueden decir Shemá Israel, “Oye Israel…”. La verdad es que los preceptos de amar y temer a Di-s se aplican a todos, son universales.

El Midrash dice que no solo los judíos pueden poseer el Espíritu Sagrado y la profecía, sino cualquier ser humano, sea o no judío, si vuelve su corazón y dedica su vida a Di-s, inmediatamente el Espíritu Sagrado residirá en él. ¿Cómo se llega a merecer algo así? Como dijimos antes, puede hacer buenas acciones y no dice cosas malas, pero es purificando sus pensamientos, ama a su Creador teme a su Creador, así que es obvio que estos preceptos son universales.

Esta es una de las cosas más importantes que estamos enseñando, tratamos de enseñar al mundo que la construcción de este templo espiritual alrededor nuestro y entrar en un estado de plegaria continua, de estar siempre implorando a Di-s que ayude a cada individuo, que tengamos en mente que envíe al Mesías para traer la redención al mundo, esa es la más bella de las enseñanzas, la meditación universal, y esta es la meditación que puede cambiar nuestras vidas para mejor.

Esta era la segunda parte de nuestra charla de hoy. Ahora escucharemos un poco más de música.

Esta es una melodía del primer Rebe, el autor del Tania:

Keli Ata vehodeka, Elokai aromemeKa.

Eres mi Di-s y te alabaré, Mi Di-s te exaltaré.

0 Shares

BERESHIT

Reciba las últimas actualizaciones

Suscríbase a nuestro Boletín Semanal

No hay spam, sólo notificaciones sobre nuevos artículos, actualizaciones.

{{ reviewsTotal }} Review
{{ reviewsTotal }} Reviews
{{ options.labels.newReviewButton }}
{{ userData.canReview.message }}
Ir arriba
Apoya

registrate dona

Copy link