El Secreto de la Creación

parashat bereshit

EL HOMBRE Y DIOS A IMAGEN Y SEMEJANZA

20 de Tamuz 5776 – 23 de Julio 2016

“Hagamos” un hombre a nuestra imagen y semejanza

 Dios hace Cuatro consultas para crear al hombre Esta tarde vamos a meditar acerca de una pregunta muy básica que los sabios presentan respecto a la creación. Sabemos que Dios creó el mundo en seis días, y el pináculo de la Creación fue el hombre, Adam, en el sexto día del Maasé Bereshit, “Los Trabajos de la Creación”. Y algo muy especial y no muy claro acerca de la terminología utilizada en la Torá cuando Dios quiere crear al hombre.

Dice:

“ויאמר א-להים נעשה אדם בצלמנו כדמותנו”Naasé Adam Betzalmeinu KIdmuteinu,“Hagamos un hombre a nuestra imagen y semejanza”.
[Bereshit 1:26]

El significado exacto de estas dos palabras imagen y semejanza, cuál es la diferencia entre ambas, es muy significativo en sí mismo. Pero lo primer problema que surge para entender el significado literal de estas palabras es qué significa “hagamos”.

 En la historia de la creación al comenzar a crear cada nueva creación Dios dice Vaiomer Elokim, “Y Dios dijo… sea la luz, sea el firmamento, etc.” Pero aquí es la única vez que comienza con una frase diferente, bastante problemática “hagamos”. ¿Quién “nosotros”, a quién le está hablando Dios, con quién? Cuando crea al hombre en el pináculo de la creación Dios tiene un socio, alguien con quien consultar, un consejero.

Los sabios dicen: “¿im mi nimlaj?”, ¿con quién se aconsejó? ¿Por qué cuando Dios va a crear al hombre necesita consultar con alguien y quién es ese a quien consulta? Hay varias interpretaciones de los sabios de con quién Dios está aconsejándose al decir “hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza”.

 1) La primera interpretación de los sabios es que se aconseja con toda la creación, “col mamlejet bashamaim ubaaretz, “todo el reinado de los Cielos y la Tierra”. Dios llega al final de la creación, ya todo fue creado excepto el hombre, por lo que Dios confía en todos ellos y les dice participemos todos juntos en la creación del propósito de todo lo que tuvo lugar hasta ahora, el hombre. Esta es la primera interpretación, tomo consejo de toda la creación, el reinado de los cielos y la Tierra.

2) La segunda interpretación dice que se aconsejó con “los días de la creación”, los seis días de la creación que tuvieron lugar hasta la creación del hombre. Esto suena muy similar a la primera interpretación, aunque con los días. Dios está tomando consejo con el tiempo. La primera interpretación es que se aconseja con el espacio, con todo lo que existe ahora en el momento presente en los Cielos y la Tierra. Pero la segunda dice que toma consejo de los 6 días de la creación mismos, uno tras otro. Regresó al primer día cuando creó la luz y le consultó, luego el segundo día del firmamento, luego el tercer día de la vegetación y así con los seis.

3) Luego viene la interpretación más profunda de todas. Dice que “¿con quién se aconsejó para crear al hombre?” “Con su corazón se aconsejó”. Es como decir que Dios tiene un corazón y consultó como una persona que consulta con su corazón. ¿Qué significa que una persona consulta con su corazón? Que medita muy profundamente que eso es lo que realmente quiero hacer. Mi máxima elección en la creación es crear al hombre de esta manera, las personas simbolizan y representan a Mí mismo, porque fueron creados a Mi imagen y semejanza. Entonces Dios tomo consejo con su propio corazón. Este es el verdadero deseo de Su corazón.

4) Por último hay una cuarta interpretación que además es la más conocida de con quién consultó Dios: con las almas de los justos, nishmoteiem shel tzadikim. Tomó consejo con las almas de los tzadikim, las almas justas que iban a nacer y vivir durante toda la historia hasta la llegada del Mashíaj. En realidad, está dicho “tu pueblo son todos tzadikim”, todos los judíos en esencia son justos. Esto significa que consultó con la alma raíz del Pueblo de Israel.

En el segundo capítulo del Libro de Tania, dice que cada alma es una verdadera parte de Dios en lo Alto, como si fuera. El origen del alma del hijo está en la esencia de la mente del padre. La parte más íntima de la mente, no se refiere a la inteligencia, está por encima de la inteligencia, es supra racional. La esencia de la mente del padre es donde existe la raíz del alma del hijo desde tiempo antiguo.

0 Shares

Lo nuevo de Gal Einai

Reciba las últimas actualizaciones

Suscríbase a nuestro Boletín Semanal

No hay spam, sólo notificaciones sobre nuevos artículos, actualizaciones.

{{ reviewsTotal }} Review
{{ reviewsTotal }} Reviews
{{ options.labels.newReviewButton }}
{{ userData.canReview.message }}
En tendencia

Artículos más populares

Cabalá

¿Qué Necesita Saber acerca de la Cabalá? Introducción al Estudio de la Cabalá Introducción para Principiantes Introducción para Estudiantes Avanzados El Arte de la Guematria

LOS ANGELES

¿Qué Necesita Saber acerca de la Cabalá? LOS ANGELES: LA VERDADERA HISTORIA Versión PDF Por Adin Even- Israel (Steinsaltz) De “La Rosa de Trece Pétalos”

Ir arriba
Apoya

registrate dona

Copy link