La locura

VAIESHEV 5

* 3. La locura *
* Rabino Itzjak Ginsburgh *
* Vaieshev: martes: la locura *



 “Tarof toraf Yosef”, “Iosef ha sido devorado”.
Esta es la reacción de Jacob a la peor de todas las noticias. Sabemos que Iosef no fue realmente devorado por un animal salvaje, pero algo en las palabras de Iaacov suena muy cierto. La mente de Iosef estaba en peligro de ser realmente devorada. Estaba en una situación de locura (* teruf *, la misma raíz que “devorado”, * taraf *) y confusión: en el pozo con serpientes y escorpiones, en la caravana de los ismaelitas, en la casa de Potifar, en la prisión egipcia y en la casa del Faraón. ¿Hay alguna locura mayor que eso? No obstante, Iosef se mantiene firme durante toda la prueba y no permite que su mente sea devorada, que se vuelva loca.



En Salmos 111 hay un verso que usa la misma raíz para “devorar” o “locura” como “comida”: _ “Teref natan leirei’av” , _ “Ha dado comida * (teref) * a aquellos que Le temen. ” Nuestros Sabios explican homiléticamente:” Él ha dado * teruf *, locura, en este mundo a los que le temen “. Di-s lleva a los tzadikim, aquellos que le temen, por un camino difícil, con muchos peligros y mucha confusión. Iosef el Tzadik sobresale en el rasgo de carácter de irá, temor, como le dice a sus hermanos, _ “Temo a Di-s” . Por lo tanto, él llega a una situación casi de locura. En tiempos difíciles como estos, uno tiene que darse ánimos pensando que a veces las dificultades atestiguan un ascenso en temor al Cielo, en el camino a un _Tikun Habrit, Rectificación del Pacto. 


Incluso cuando la vida pasa rutinariamente, nos encontramos con situaciones difíciles y confusas. Mantenernos firmes en esas situaciones nos da fuerzas para continuar, como dice la Sfat Emet: “Es así en cada generación y en cada persona que sirve a Di-s, que en un momento de buena voluntad Celestial, que le sucede a todo sirviente de Di-s, se mezclan en su mente todo tipo de pensamientos extraños (como la locura). Esto e para bien, ya que es la preparación para los días malos “.


En definitiva, el * teruf * de Iosef (devorar, locura) se convirtió en * teref *, ‘alimento’, como en el versículo de los Salmos. Iosef descendió a Egipto para alimentar y sostener la Nación de Israel.

0 Shares

Lo nuevo de Gal Einai

Reciba las últimas actualizaciones

Suscríbase a nuestro Boletín Semanal

No hay spam, sólo notificaciones sobre nuevos artículos, actualizaciones.

{{ reviewsTotal }} Review
{{ reviewsTotal }} Reviews
{{ options.labels.newReviewButton }}
{{ userData.canReview.message }}
En tendencia

Artículos más populares

Rebe Jaim de Amdor

Rebe Jaike(Basado en un farbrenguen dado en el Sheva Brajot de M”M y Dévora Faia Fridman, 24 de Adar 5766) Un Hermoso Farol El Rebe

NO SABER PREGUNTAR

NISAN 5768 ¿Alguna vez te has encontrado con un judío que no sepa cómo hacer una pregunta? ¿Por qué, cómo, qué…? Incluso si le haces

Ir arriba
Apoya

registrate dona

Copy link