Setenta Palmeras Datileras

Meditación diaria de Rab Itzjak Ginsburgh

Beshalaj: Cuando Envió

Jueves 9 de Tevet 5778 – 25 de Enero 2018

*”Y vinieron a Eilim, y allí había doce manantiales de agua y setenta palmeras datileras, y acamparon allí en el agua”.*

*וַיָּבֹאוּ אֵילִמָה וְשָׁם שְׁתֵּים עֶשְׂרֵה עֵינֹת מַיִם וְשִׁבְעִים תְּמָרִים וַיַּחֲנוּ שָׁם עַל הַמָּיִם*

*Vaiabou Eilima vesham shteim esré einot maim veshibiim tmarim,

vaiajanú sham al hamaim*

¿Por qué es importante saber la cantidad de manantiales y la cantidad de palmeras? Rashi explica: Doce fuentes de agua corresponden a las doce tribus y setenta palmeras datileras corresponden a los setenta ancianos.

Los Hijos de Israel acampan “en el agua” y como dicen nuestros Sabios: “El agua no es sino la Torá”. En otras palabras, las almas de Israel siempre están acampadas en las aguas de la Torá. Cada una de las tribus tiene su propia Torá-manantial.

Las setenta palmeras datileras correspondientes a los setenta ancianos son las “setenta caras de la Torá”. El secreto de la palmera datilera, tamar en hebreo, es tmurá, ‘intercambio’ -intercambiar lo malo por lo bueno, amargura por dulzura. – Como dice el Talmud: “si uno ve una palmera datilera (tamar) en su sueño, es una señal de que sus pecados se han terminado (tamu). Fiel a su forma, la palmera datilera también puede crecer en agua salada-amarga (מר, mar, amargo en hebreo). El tamar transforma el agua amarga transformándola en un fruto, que es el símbolo por excelencia de la dulzura. Del mismo modo para la Torá: En correspondencia a cada una de las setenta caras rectas de la Torá, hay una cara falsa y malvada. Las setenta palmas datileras o ancianos transforman el mal para siempre.

Sobre los setenta ancianos está Moshé, el setenta y uno. A lo largo de las generaciones los ancianos van y vienen, expresando las transformaciones y las diferentes caras de la Torá. Pero Moshé en cambio expresa la unidad eterna de la Torá, más allá de cualquier transformación.

¿Dónde se alude a Moshé en este versículo? En el vav de וְשִׁבְעִים תְּמָרִים, “veshiviim tmarim“, “y setenta palmeras datileras”. ¡Qué apropiado que el valor numérico de ‘y setenta palmas datileras’ (v’shiv’im tmarim) sea igual a:

“Shema Israel, Havaiá Elokeinu Havaiá Ejad.”

ושבעים תמרים = שמע ישראל הוי’ אלהינו הוי’ אחד

0 Shares

Lo nuevo de Gal Einai

Reciba las últimas actualizaciones

Suscríbase a nuestro Boletín Semanal

No hay spam, sólo notificaciones sobre nuevos artículos, actualizaciones.

{{ reviewsTotal }} Review
{{ reviewsTotal }} Reviews
{{ options.labels.newReviewButton }}
{{ userData.canReview.message }}
En tendencia

Artículos más populares

Inocente Pero No Tonto

INOCENTE PERO NO TONTO De un shiur del rabino Itzjak Ginsburgh, 20 Jeshvan 5774 Kfar Jabad El Jajam y El Tam – El Sabio y

Cabalá y Vida Moderna

El Tiempo para Crear y la Creación del Tiempo Libertad de Elección Cabalá y Facebook Economía y Cabalá Amor y Cabalá Educación y Cabalá Psicología

Apoya

registrate dona

Copy link