Parshat Vezot haberajá

ROSH HASHANÁ: TODO ESTÁ EN TU CABEZA

pensamiento-cambiar-realidad

Rosh Hashaná en hebreo significa literalmente “la cabeza del año”, por lo tanto, hay algo más que ser el primer día del año. Como la “cabeza” que incluye todo el cuerpo y lo dirige, o en el adagio de los sabios, “el cuerpo va tras la cabeza” así Rosh Hashaná es una versión resumida de todo el año que viene. El servicio que realizamos en Rosh Hashaná es coronar a Dios como nuestro Rey. Más adelante en el año, esa coronación requerirá un trabajo serio con todos sus detalles, pero en Rosh Hashaná los detalles todavía están en nuestras cabezas. Aunque todavía no hacemos mucho en la práctica, fortalecemos nuestra voluntad en Rosh Hashaná y nos preparamos para todo el bien que planeamos hacer este año. Estos buenos pensamientos y aspiraciones nos ameritan un buen y dulce año en todos sus innumerables detalles.

Esto es aludido por una hermosa gematria: ¡“un buen pensamiento” (מַחְשָׁבָה טוֹבָהmajshavá tová) equivale a “un buen año” (שָׁנָה טוֹבָה)!

Esta es también la razón de la costumbre jasídica de pasar Rosh Hashaná con el Rebe. ‘Rebe’ (רַבִּי) es un acrónimo de “la cabeza del pueblo judío” (רֹאשׁ בְּנֵי יִשְׂרָאֵל), o Rosh Bnei Israel. En Rosh Hashaná, el día que es la ‘cabeza’ del año, es mejor estar con la ‘cabeza’ de Israel, aprender de él y recibir su guía para la misión de nuestra vida.

Las tres primeras y fundamentales cabezas jasídicas del pueblo judío — el Baal Shem Tov, el Maguid de Mezritch y el Rebe Shneor Zalman de Liadi — nos enseñan que la rectificación de la realidad depende del pensamiento.

El Baal Shem Tov dijo que una persona está literalmente donde están sus pensamientos. (Esto es reconfortante para aquellos que en realidad no llegaron al Rebe, pero desean fervientemente hacerlo y piensan en estar en su presencia). Es cierto que parece que hay dificultades y circunstancias negativas en la realidad, e incluso hay una razón tangible: “Por nuestros pecados fuimos exiliados de nuestra tierra”. Cuando la Shejiná está exiliada y enferma, se expresa como dolor y tristeza en toda la realidad. [Este dolor y tristeza se reflejan en la Shejiná, que clama por el dolor de los judíos: “Pesada es mi cabeza”. Esta es una fuente interna para la directiva de los sabios de ponerse de pie para orar solo con pesadez (seriedad) debido a la pesadez de la Shejiná. Sin embargo, en el Edén superior [donde está el Rebe] que está por encima de las dificultades de la realidad e incluso por encima de su causa, todo es bueno. Por lo tanto, de acuerdo con el Baal Shem Tov, si realmente te enfocas y quieres estar allí, literalmente estarás allí, con la experiencia de fe de que todo es bueno. Enfrentar tu prueba creyendo que en su fuente oculta todo es bueno generará un milagro, y descubrirás el bien tal como se revela y concreta en la realidad.

Según el Maguid de Mezritch, un “buen pensamiento” significa “piensa positivamente y todo irá bien”. Incluso una persona que está sufriendo la realidad y experimentando su dolor, y en mayor grado si experimenta indirectamente el dolor de otra persona, puede y debe superar esta experiencia con un pensamiento positivo: es cierto, las cosas están mal ahora, pero seguramente todas serán buenas. Dios es bueno y seguramente me guiará a través de esto hacia el bien claramente visible y revelado. Este pensamiento inyecta un rayo de luz de la nada Divina en la realidad, debilita su omnipresencia y la rectifica.

Hay otro pensamiento positivo: Dios conecta un pensamiento positivo con la acción”. Generalmente entendemos que esto significa que un pensamiento positivo puede venir en lugar de un acto real cuando una persona sufrió circunstancias atenuantes y no pudo cumplir con aquello que pensaba hacer. Sin embargo, el Rebe Shneor Zalman de Liadi, el Alter Rebbe de Jabad, explica que Dios conecta un buen pensamiento con una acción real que se cumplió, pero que carecía de la intención del corazón.

En el espíritu de “la mente está sobre el corazón”, una de las principales enseñanzas del Alter Rebe, podemos ir un paso más allá y conectar las dos explicaciones de la siguiente manera: Cuando una persona piensa un buen pensamiento con voluntad concentrada y decisión, incluso si su pensamiento se trata de algo que está alejado de su realidad natural y es poco probable que pueda cumplirlo literalmente: Dios “lo conecta con la acción” y le da el poder de concretar su voluntad en la realidad.

Dios, que es todo bueno, crea un mundo bueno para nosotros. En Rosh Hashaná, creó a Adán y lo colocó en el Jardín del Edén, donde quería residir junto con él. El pecado de Adán retrasó eso y mezcló el mal en el mundo. Depende de nosotros creer que, en la fuente, en el punto de partida renovado de Rosh Hashaná, todo sigue estando bien. Debemos pensar en eso bien y así lo haremos. Debemos fortalecer nuestro pensamiento positivo. Aunque el año pasado no haya sido muy positivo, ciertamente el año que viene será bueno, dado que Dios creó el mundo y el hombre para convertirlo en un “lugar de morada en los reinos inferiores”, Él quiere que nosotros, Su pueblo y siervos, generemos en última instancia ese bien en la realidad. Él nos da el poder para que eso suceda.

Shaná Tová, que sean inscriptos y sellados para un año bueno y dulce

Rabino Itzjak Ginsburgh, Instituto Gal Einai

0 Shares

Lo nuevo de Gal Einai

Reciba las últimas actualizaciones

Suscríbase a nuestro Boletín Semanal

No hay spam, sólo notificaciones sobre nuevos artículos, actualizaciones.

{{ reviewsTotal }} Review
{{ reviewsTotal }} Reviews
{{ options.labels.newReviewButton }}
{{ userData.canReview.message }}
En tendencia

Artículos más populares

El aroma del mirto

Es sabido que las cuatro especies aluden a la unidad de Israel, pero esa unión no se expresa sólo con

Sucot

Tendencias hoy BENDICIÓN PARA EL NUEVO AÑO 5777 Una Bendición para el Nuevo Año Judío 5776 BENDICIÓN PARA EL AÑO

Toggle Dark Mode Toggle Dark Mode
Toggle Large Font Size Toggle Font Size

Kaparot antes de Iom Kipur

Acompáñela con una buena acción

Teshuva

Copy link