Purim: cinco niveles de alegría del alma

El siguiente es un extracto del nuevo libro del rabino Ginsburgh, “Alegres todo el Año”. 

En la vida del judío hay cinco niveles de alegría, uno por encima del otro. Son correspondientes a los cinco niveles del alma:

  • Nefesh (נֶפֶשׁ, psique)
  • Ruaj (רוּחַ, espíritu)
  • Neshamá (נְשָׁמָה, alma)
  • Chaiá (חַיָּה, viviente)
  • Iejidá (יְחִידָה, singular)

La alegría más básica, nefesh de la alegría, es el gozo de la vida diaria. Mantenemos una sonrisa en nuestros rostros y nos regocijamos con la vida a la sombra de Dios y en el hecho de que somos judíos.

En ocasiones especiales, experimentamos el segundo nivel de alegría. Junto a la alegría de las fiestas celebradas por todos los judíos, cada individuo tiene fiestas personales: una boda, un nacimiento, un cumpleaños y cosas por el estilo. Estas ocasiones especiales infunden un espíritu de alegría emocional en nuestras vidas.

La fiesta de Sucot se llama “el tiempo de nuestra alegría”. La sucá que construimos en Sucot se compara con las nubes de gloria que protegieron a los Hijos de Israel en el desierto. En Sucot, cuando estamos rodeados de nubes de gloria, experimentamos el nivel de alma de la alegría.

En Simjat Torá nos regocijamos en la Torá, que nos vitaliza y expande nuestro intelecto. Esta es la alegría al nivel de viviente del alma.

El día más alegre del año es Purim. El gozo de Purim “Hasta que uno no sepa la diferencia entre ‘maldito Amán’ y ‘bendito Mordejai’” es la alegría de la fe simple, el nivel de alegría singular del alma.

Rabino Itzjak Ginsburgh

Gal Einai
Gal Einai

También puede que te guste...

Adar

Entradas recientes

Comentarios

Deja un comentario

suscripción

Sucribete a nuestro magazine

Ir arriba
0 Shares
Share via
Copy link
Powered by Social Snap
Gal Einai We would like to show you notifications for the latest news and updates.
Dismiss
Allow Notifications