NACER Y MORIR EL MISMO DÍA

nacer y morir

Todos los días Cabalá y Jasidut

El Cumpleaños y el Fallecimiento del Admur Haemtzaí,

Rabi Dovber de Lubavitch

Tanto el cumpleaños de una persona como el día de su fallecimiento tienen un mazal especial. Mazal es la fuente Divina desde la cual fluyen diferentes poderes hacia el alma. (En hebreo, la palabra mazal, מזל, comparte la raíz con la palabra nozel, נוזל, que significa “gotear” o “fluir”). En el cumpleaños de una persona brilla su “Mazal Alto”. Este es el poder y la fuerza que recibe el alma cuando se compromete a cumplir con su misión cuando es enviada desde el Cielo a nuestro mundo. “Le hacen jurar ¡sé un tzadik!” Jasidut explica que no tenemos que esperar para morir para merecer el ascenso por el cual nuestra alma descendió al mundo.

El “descenso en aras de un ascenso posterior” se logra en sí mismo con el servicio de nuestras almas en este mundo. Por lo tanto el significado interior de “voy a llenar el número de sus días” es diario: debemos llenar cada día de nuestras vidas con un servicio de Dios luminoso, abierto y placentero, aprendiendo Torá, orando y realizando actos de bondad. Nacemos de nuevo todos los días. Nuestra alma, que ascendió al cielo mientras dormíamos, desciende a nuestro cuerpo renovado y revitalizado. Cuando nos vamos a dormir, deja nuestro cuerpo depositando nuestro espíritu una vez más en las manos de su Creador.

Del verso “Completaré el número de tus días” (“et mispar iameja amalai“)[1] los sabios aprendieron que Dios llena los años de las personas piadosas día a día y mes a mes, para que nazcan y fallezcan en la misma fecha. Si bien ha habido tzadikim (personas justas) en las últimas generaciones que de hecho han nacido y fallecido en la misma fecha, por ejemplo el Mitler Rebe de Jabad, Rabí Dov Ber, cuyo cumpleaños y el día desu fallecimiento es el 9 de Kislev, la mayoría de los tzadikim nacieron y fallecieron en diferentes fechas. ¿Qué podemos aprender nosotros (“Y tu nación son todos tzadikim”) de esta enseñanza de los sabios?

Tanto el cumpleaños de una persona como el día de su fallecimiento tienen un mazal especial. Mazal es la fuente Divina desde la cual fluyen diferentes poderes hacia el alma. (En hebreo, la palabra mazal, מזל, comparte la raíz con la palabra nozel, נוזל, que significa “gotear” o “fluir”). En el cumpleaños de una persona brilla su “Mazal Alto“. Este es el poder y la fuerza que recibe el alma cuando se compromete a cumplir con su misión cuando es enviada desde el Cielo a nuestro mundo. “Le hacen jurar ¡sé un tzadik!”[2]

El día del fallecimiento de una persona brilla su “MazalBajo“. Este es el día en que todo el servicio Divino de una persona asciende de abajo hacia arriba, con todos los activos espirituales que ha adquirido, aclarado y rectificado en este mundo. En ese día queda claro para el mundo qué buena suerte tuvo que esta persona justa hubo descendido y lo elevó. [La persona que falleció también puede desearse a sí mismo “mazal tov ” (buen mazal) por todos los bienes espirituales que ha adquirido.

En realidad, el cumpleaños y el día del fallecimiento de una persona expresan el “descenso en aras de un ascenso posterior” que define el secreto del descenso del alma a este mundo. El cumpleaños es el día del descenso y cuando se va es el día del ascenso. Para un tzadik que merece realizar plenamente el “descenso en aras de un ascenso posterior”, no hay diferencia entre los dos días. “Bendito seas cuando vienes y bendito seas cuando partes”, “Que tu salida del mundo esté libre de pecado como lo fue tu entrada al mundo”. Cuando el tzadik deja este mundo se va con grandes adquisiciones espirituales.

Este es el significado del llenado de los días del tzadik del día a día, cuando el Alto Mazal y el Bajo Mazal, el mazal del descenso del cumpleaños y el mazal del ascenso del día de partida alcanzan la unidad total. Una alusión a esto está en la palabra amalai, (אמלא) “Yo llenaré” del versículo citado anteriormente. La primera y la última letra de אמלא son alef, que representan el nacimiento y el fallecimiento. Entre ellas están las letras mem y lamed, que equivalen a 70, “los días de nuestras vidas son 70 años”.[3] 

Jasidut explica que no tenemos que esperar para morir para merecer el ascenso por el cual nuestra alma descendió al mundo. El “descenso en aras de un ascenso posterior” se logra en sí mismo con el servicio de nuestras almas en este mundo. Por lo tanto el significado interior de “voy a llenar el número de sus días” es diario: debemos llenar cada día de nuestras vidas con un servicio de Dios luminoso, abierto y placentero, aprendiendo Torá, orando y realizando actos de bondad. Nacemos de nuevo todos los días. Nuestra alma, que ascendió al cielo mientras dormíamos, desciende a nuestro cuerpo renovado y revitalizado. Cuando nos vamos a dormir, deja nuestro cuerpo depositando nuestro espíritu una vez más en las manos de su Creador.

Jasidut explica que la búsqueda del alma que hacemos antes de ir a dormir tiene que recordarnos nuestro balance final que realizaremos antes de morir. La diferencia es que tenemos otro día por delante mañana. Una persona que justifica (matzdik) su día sirviendo a Dios en todo momento, lo transforma en un día que vale la pena vivir debido al “descenso en aras de un ascenso posterior” que se ha materializado a través de ese día. ¡Él es el tzadik que nace y muere todos los días! Y al hacerlo, induce una fructífera unificación de los dos mazalot, que provoca gran abundancia en todos los mundos.


[1] Éxodo 23:26

[2] Tratado de Nidá 30b

[3] Salmos 90:10

0 Shares

Lo nuevo de Gal Einai

Reciba las últimas actualizaciones

Suscríbase a nuestro Boletín Semanal

No hay spam, sólo notificaciones sobre nuevos artículos, actualizaciones.

{{ reviewsTotal }} Review
{{ reviewsTotal }} Reviews
{{ options.labels.newReviewButton }}
{{ userData.canReview.message }}
En tendencia

Artículos más populares

Todo acerca de Sarah

Perashat Vaiera #3 11 de Jeshvan 5768 – 23 de Octubre de 2007 Todo acerca de Sarah Examinemos los nombres de los ángeles en el

Las Diez Dimensiones

La Teoría de las Supercuerdas De acuerdo con la teoría de las supercuerdas toda la realidad existe en (exactamente) diez dimensiones. Hay cuatro dimensiones reveladas

El Instante de la Ira de Dios

Miércoles | Parashat Balak Anterior Siguiente ¿Qué poder tenía Bilam para maldecir? Nuestros sabios dicen: Bilam sabía cómo identificar el momento en que Di-s está

Ir arriba
Apoya

registrate dona

Copy link