Parshat Vezot haberajá

03. Que en nuestra casa more Dios – KISLEV 5777

kitetze

Meditaciones Jasídicas para KISLEV 5777
03. Que en nuestra casa more Dios

“Deseó el Todopoderoso tener para Él una morada en los mundos inferiores”.

La palabra “morada”, en hebreo dirá, dalet iud reish hei es del verbo ladur, “morar”, por supuesto. También insinúa la palabra dor, “generación”, como en la expresión: “la generación de los rectos se bendecirá”.

Hay morada y casa, bait, donde la casa puede ser para muchas generaciones que moran en ella. “Generación de generaciones”, un verso de los Salmos del cual aprenden los sabios que también en la época del Mashíaj habrá una casa que albergará tres generaciones, el Mashíaj, su hijo y su nieto.

También está la palabra neder, “promesa”, cuyas letras principales son dalet y reish. Hashem juró, que es como hacer una promesa, que no entrará a Ierushalaim de lo Alto, Celestial, hasta que no entre al Ierushalaim de abajo, terrenal. Cuando tenga su morada en este mundo, porque ese fue justamente su deseo, tener su casa aquí abajo. Hay varias interpretaciones de esta palabra morada, dirá. La más común es bait, “casa”, y por cierto la Torá comienza con bait, de la palabra Bereshit, “en el principio”, cuyas letras se combinan para formar las palabras beit osher, una casa feliz.

¿Cuál es la diferencia entre bait y dirá?
Respecto a la palabra bait hay dos opiniones de los lingüistas respecto a su raíz en la lengua sagrada. Puede ser biá, “venida”, del verbo labó, “venir”, la persona viene a la casa, entra dentro de la casa, tiene un lugar donde entrar. Y hay quien dice que es una contracción de la raíz baná, “construye”, porque muchas veces la nun se “cae” de la raíz. Así, bait es una construcción porque el hombre construye su casa.

De acuerdo con esto se puede construir un proceso con un orden muy bello de tres etapas. Dos etapas de la bait, casa, y el cénit es la dirá, morada, la morada en los mundos inferiores. Primero hay que construir la casa, donde bait es de construye, luego hay que ingresar dentro de la casa. A esto se refiere la mitzvá de la mezuzá, donde “Havaiá cuidará tu salida y tu “venida” desde ahora y por siempre”, viene en paz a su casa.

Pero después, y es la finalidad, mora dentro de su morada. Está escrito en Jasidut que dar, “morar”, es que la persona se revela en su esencia misma, sin ningún impedimento, sin prestar atención a nadie, con todo su ser de una manera completamente natural dentro de su casa. Esto se llama morar y es lo que Hashem desea de su morada en este mundo. Y para eso hace falta construir la casa, entrar en ella, como el arca,teivá” de Noaj, primero estuvo 120 años construyéndola, luego Dios le ordenó “ven al arca”, entra dentro de tu arca.

El Baal Shem Tov dice que teivá es la palabra (también teivá en hebreo). Todas esas etapas también corresponden a la palabra que dice la persona. Primero tiene que construirla, construir el pensamiento, construir el significado de la palabra, por qué quiere decir esa palabra. Luego cuando entiende o construye esa casa, tiene que venir a ella, donde venir (labó) también significa “pareja”, por eso está dicho que su casa es su esposa, tiene que acoplarse con la casa.

Pero está el primer acoplamiento que no procrea aún, pero después cuando mora dentro de la casa, cuando se multiplica cumpliendo el precepto de reproducirse, “fructificad y multiplicaos”, todo con una completa naturalidad.

Esto se denomina libó gas ba, está con confianza en ella, en palabras de los sabios”. Ya es su morada, la morada en los mundos inferiores y no se preocupa por nada en ella, porque ahora su conciencia natural está unificada con la voluntad de Hashem, con el placer de Hashem.

Esta es la finalidad de la casa, que sea una casa para el Todopoderoso que le hicimos para Él en este mundo inferior nuestro.

0 Shares

Lo nuevo de Gal Einai

Reciba las últimas actualizaciones

Suscríbase a nuestro Boletín Semanal

No hay spam, sólo notificaciones sobre nuevos artículos, actualizaciones.

{{ reviewsTotal }} Review
{{ reviewsTotal }} Reviews
{{ options.labels.newReviewButton }}
{{ userData.canReview.message }}
En tendencia

Artículos más populares

El aroma del mirto

Es sabido que las cuatro especies aluden a la unidad de Israel, pero esa unión no se expresa sólo con

Sucot

Tendencias hoy BENDICIÓN PARA EL NUEVO AÑO 5777 Una Bendición para el Nuevo Año Judío 5776 BENDICIÓN PARA EL AÑO

Toggle Dark Mode Toggle Dark Mode
Toggle Large Font Size Toggle Font Size

Kaparot antes de Iom Kipur

Acompáñela con una buena acción

Teshuva

Copy link