Parshat Vezot haberajá

5. Detrás de la Cortina

viviendo-con-el-tiempo

Día 1 | Día 2 | Día 3 | Día 4 | Día 5 | Día 6 | Día 7

Meditación diaria de Rab Itzjak Ginsburgh
Trumá: “Donación

Jueves 30 de Shevat 5778 – 15 de Febrero 2018

“Y harás una cortina (Parojet)…y la cortina separará para ti entre el Santuario y el lugar Sagrado de los Sagrados”. [Shemot 26:31]
וְעָשִׂיתָ פָרֹכֶת… וְהִבְדִּילָה הַפָּרֹכֶת לָכֶם בֵּין הַקֹּדֶשׁ וּבֵין קֹדֶשׁ הַקֳּדָשִׁים”.
“Veasita parojet… vehivdila haparojet lacem bein hakódesh ubein kódesh hakodashim”

¿El Parojet oculta o revela? ¡Ambos a la vez! Oculta el sector Sagrado de los Sagrados, el Kodesh Hakodashim, pero al hacerlo permite que la maravillosa luz que hay en él se nos revele, permitiéndonos absorber lo más Sagrado de todo lo Sagrado que hay dentro del Santuario, así como es imposible mirar directamente a la luz solar sin una pantalla protectora.

Dentro del Sagrado de los Sagrados está el Kaporet (la cubierta cubierta del arca), sobre el cual se encuentra la Shejiná (la presencia inmanente de Di-s), entre los dos querubines. Kaporet/כפרת y Parojet/פרכת en hebreo son anagramas, al tener las mismas letras aunque en diferente orden, nos enseñan que el Parojet revelado nos revela el Kaporet oculto. Hay otro recipiente en el Tabernáculo con las mismas letras: el Kaftor/כפתור, los botones que decoran la Menorá, el candelabro de oro de siete brazos. La Menorá representa al Kaporet, ya que ambos están hechos de una sola pieza de oro macizo. La conexión entre ellos es a través del Parojet, en un proceso de kaporet-parojet-kaftor.

“…y la cortina separará para ti entre el Santuario y el lugar Sagrado de los Sagrados”.  La palabra para sagrado, kadosh, se repite tres veces en este verso, y recuerda el verso: “Kadosh, kadosh, kadosh” (Sagrado, sagrado, sagrado). En este verso hay una nota de la melodía con que se lee la Torá, Cantinela, llamada pasek en este verso. El pasek representa una “detención” o separación entre el primer kadosh y los otros dos, exactamente como el parojet, que separa lo sagrado del Sagrado de los Sagrados.

“La caridad beneficia a quien recibe pero más al que da”

La palabra “teruma“, el nombre de la lectura de la Torá de esta semana, generalmente se traduce como “contribución” u “ofrenda”. Sin embargo, la palabra hebrea está realmente enraizada en la palabra “rom“, que significa “elevado”, que implica la elevación de algo, como cuando tomamos algo mundano y lo santificamos usándolo con un propósito divino, como donar dinero para construir una sinagoga, o ayudar a una persona necesitada, simplemente porque Di-s nos ordenó hacerlo. Cuando se trata de dar (como en el caso de la caridad), ¿quién se supone que debe ayudar a quién? Si bien la transacción de los ricos que dan a los pobres es bien clara, hay otras formas de entenderla: la palabra hebrea “tzedaka” no significa exactamente “caridad” o “beneficencia”, sino más bien “justicia” o “rectitud”. Esto nos enseña que un judío da porque lo exige la justicia, porque Dios le ha confiado medios al judío para dar a otros que necesitan. El dinero en realidad pertenece al receptor.

“El dador necesita al receptor para poder el precepto de dar tzedaká.”

En un nivel más místico, el gran cabalista de Zfat Rabi Itzjak Luria, conocido como el santo Arí, describe el acto de dar tzedaká como una unión espiritual. La moneda que se intercambia tiene la forma de la letra iud, y por lo tanto alude a la iud del Nombre de Di-s Havaiá; la mano de cinco dedos que da es el hei (cuyo valor numérico es 5) del Nombre de Dios; el brazo extendido (con la forma de la letra vav) y la mano abierta del receptor son la vav y la hei final del nombre de Di-s, uniendo efectivamente al dador y al receptor. El dador necesita al receptor cuando para poder cumplir el precepto de dar tzedaká. Vemos una perspectiva aún más extrema en la siguiente historia jasídica.

El rabino Menajem Mendel de Riminov una vez le pidió a una persona que era conocida por ser bastante rica hacer una contribución al fondo de caridad de la ciudad. El individuo respondió al Rebe que en ese momento su situación era bastante difícil, pero tan pronto como la situación mejorara estaría más que feliz de hacer una donación considerable. El Riminover Rebe le respondió de la siguiente manera: El Talmud declara que quien le presta dinero a un pobre durante su tiempo de necesidad aplica el versículo de los Salmos “¡Entonces llamará y Di-s responderá!” Esto es desconcertante. ¿A quién se refiere la expresión “durante su tiempo de necesidad”? ¿Hay algún momento en que una persona pobre no esté necesitada? Esa es la esencia de una persona pobre, ¡él siempre está buscando más dinero!

Más bien, “en su momento de necesidad” no está hablando de la persona pobre, sino del donante. Si todavía le da sus últimos recursos a una persona pobre, independientemente de su situación financiera actualmente difícil, entonces él, el dador, merecerá el verso: “Cuando llame, Dios responderá”. ¿Quién se está beneficiando? ¡El dador!

El Vidente de Lublin va más allá con este beneficio. La porción de la Torá de esta semana comienza con Di-s diciendo: “Tóma una terumá para Mí”. Rashi comenta que la palabra “tomar” se usa en lugar de “traer” para enseñarnos que para elevar algo físico como ofrenda Divina, tiene que hacerse intencionalmente, en aras de Di-s. El Vidente de Lublin explica qué lo que Di-s está diciendo significa: “Da una elevación para Mí”. Esto significa que cuando una persona sirve a Di-s, Di-s nos está diciendo que, en efecto, Él está siendo elevado a través de nuestro estudio de Torá y la ejecución de los preceptos.

Eso es bastante sorprendente, pero ¿a quién se refiere el versículo que eleva a Di-s? Probablemente los grandes judíos de generaciones anteriores. ¡Ciertamente no yo! ¿Quién soy yo para elevar a Di-s? Por esa razón, el versículo continúa: “…de toda persona que su corazón quiera dar”. Di-s vio (y ve) a todas las generaciones futuras, significa que ve a cada individuo en particular, incluso a esta generación con sus logros espirituales inferiores. La voluntad vino de Di-s (ver el versículo), de obtener placer de ellos y aceptar incluso sus ofrendas edificantes. Sí, incluso de nosotros, Di-s dice: nos tomará una “teruma“, una “elevación”. Recuerda esto la próxima vez que pongas una moneda en una caja de caridad.

Anterior | Siguiente

0 Shares

Lo nuevo de Gal Einai

Reciba las últimas actualizaciones

Suscríbase a nuestro Boletín Semanal

No hay spam, sólo notificaciones sobre nuevos artículos, actualizaciones.

{{ reviewsTotal }} Review
{{ reviewsTotal }} Reviews
{{ options.labels.newReviewButton }}
{{ userData.canReview.message }}
En tendencia

Artículos más populares

¿Qué estás haciendo?

Rabino Jonathan Zacks y el Rebe Jonatan Zacks era un estudiante talentoso de la Universidad de Cambridge en Inglaterra. Tenía

Toggle Dark Mode Toggle Dark Mode
Toggle Large Font Size Toggle Font Size

Kaparot antes de Iom Kipur

Acompáñela con una buena acción

Teshuva

Copy link