Parshat Vezot haberajá

LOS 3 DEPREDADORES

melissa-askew-678855-unsplash

El León, El Lobo y La Serpiente y Los Orígenes de la Ansiedad

Parte 1: Iehudá el León, Biniamín el Lobo

14 de TEVET 5773 – Kfar Jabad – ISRAEL 27 de Diciembre 2013

גּוּר אַרְיֵה יְהוּדָה מִטֶּרֶף בְּנִי עָלִיתָ כָּרַע רָבַץ כְּאַרְיֵה וּכְלָבִיא מִי יְקִימֶנּוּ: ”Joven león, Iehudá, de la presa has subido, hijo mío. Se agazapa, yace como un león, como un león imponente, ¿quién se atreverá a provocarlo? בנְיָמִין זְאֵב יִטְרָף בַּבֹּקֶר יֹאכַל עַד וְלָעֶרֶב יְחַלֵּק שָׁלָל: ”Biniamín es un lobo. Comerá hasta la mañana, y al anochecer reparte su presa”.  “El leon atrapa y come, el lobo depreda y come”.

Hablamos antes de una enseñanza de Reish Lakish respecto a la serpiente, la tribu de Dan “¿Qué deleite tienes? También hace una semana hablamos sobre el provecho, si está permitido recibir provecho del servicio a Hashem o no. Acabamos de explicar que el objetivo de la plegaria es para tener un provecho, para que vaya bien. La serpiente simplemente mata sin ningún deleite.

¿Y qué sucede respecto al león y el lobo?

En la misma enseñanza Reish Lakish dice: “אריה דורס ואוכל, זאב טורף ואוכל, ולך – מה הנאה יש לך?!” Arié dorés veojel, zeev toref veojel, ulejá, má hanaá iesh lejá “El león atrapa y come, el lobo depreda y come, y tú ¿qué placer tienes?!”.

Así se dirige Reish Lakish a la serpiente. El leon tiene provecho, atrapa y come. El lobo rapiña y come, tal la expresión del Talmud, y tú serpiente qué deleite tienes? Explican los comentaristas la diferencia entre  “El león atrapa y come, el lobo depreda y come”: el lobo rapiña principalmente a la noche, como dijimos antes, el lobo es nocturno.

Depreda en la noche, en la oscuridad, lo mata, lo arrastra hasta su madriguera y durante la noche termina de deborarlo hasta que “y no deja nada para la mañana”, no deja ni un hueso hasta la mañana.

Respecto al león: “el león atrapa y come”, aquí la principal novedad de los comentaristas, que lo come inmediatamente ante de morir, si no se muere de hambre. Todo lo hace en público, no le teme a nadie, atrapa a su presa y la come viva, antes de que se muera.

Esta es una novedad de los Tosafot (comentaristas)  en varios lugares del Talmud.¿Cómo se explica esta diferencia? Lo diremos en palabras simples, que se pueda entender el tema: el león te come vivo y el lobo te come muerto.

Hay que entender esto: si somos bendecidos con la bendición de Iehudá en el sentido positivo, tenemos que ser como Iehudá, entonces el rey –que es como Iehudá, un león- tiene que ser alguien con la fuerza de comerse a todos vivos. El rey te come vivo.

Pero Biniamín te come muerto. ¿Cómo se explica esta idea en Jasidut?

El rey te come vivo

La explicación es que Biniamín en verdad se asegura que Iehudá posea una anulación del ser (ביטול היש , bitul haiesh), que anule su sentido de ser algo, y así ese Maljut cuando baja a los mundos inferiores, desde allí anhela -“en tu hombre está tu pasión”- elevarse e incorporarse a Atzilut, volver a su lugar verdadero, a su fuerza colosal, a su verdadero ser. Quien lleva a la realidad la anulación del ser frente a la nada es ciertamente Biniamín, pero lo hace cuando todavia está en un estado de cachorro. Al principio es un cachorro y al final es un león. Cuando todavía es un rey en potencia Iehudá necesita a Biniamín, porque Biniamín es más que él y le genera la anulación del ser. La anulación del ser es tomar el yo y matarlo, aplastarlo completamente. Entonces, después de que has muerto puedo comerte, puedo incorporarte dentro mío. 

Por ejemplo, yo quiero acercar a alguien al movimiento, pero tiene sus propios puntos de vista. Tengo que convencerlo de que quiera adoptar mi ideología y mis conceptos. Está aquel que para acercar a alguien todavía alejado primero tiene que matarlo –cambiar sus ideas y opiniones- y luego puede comerlo, incorporarlo. Quien es así, y tiene que matar a las personas antes de comerlas, es un animal pequeño, un lobo. Pero está aquel que no tiene que matarte, no tiene que anular nada tuyo, tus opiniones previas, y puede comerte inmediatamente –cambiar tu forma de pensar. Sólo te atrapa y te come vivo. Este es el verdadero rey, Iehudá. 
Nuevamente, hay personas con toda clase de conceptos y opiniones. El verdadero rey no necesita matar-discutir para para que cambie de opinión. Seas religioso, no religioso, derechista o izquierdista, no importa el partido político, sólo te atrapa y te come vivo. Esto es más divertido, una tarea mucho más sencilla, ¡es el mundo de Atzilut tal cual en este mundo inferior! A esto se le llama “anulación de la existencia” (בטול במציאות , bitul bemetziut). Enseguida lo lleva a una situación de anulación de la existencia, que es el mundo de Atzilut. Pero está aquel que trabaja abajo, en los mundos inferiores, que esta en un estado de inmadurez, todos estamos en estado de pequeñez, y para comer a alguien primero tiene que matarlo. A esto se llama bitul haiesh, “anulación del ser”, es un trabajo amargo (שיפלות , shiflut) (como explicamos en el secreto de Tamar). 

Esta es tal cual la explicación en Jasidut de “animales pequeños y grandes”, la diferencia entre Biniamín y Iehudá como león, con todo su esplendor, cuando llega a su máxima potencia, el león atrapa (dorés) y come antes de morir (el cachorro no lo hace así). En cambio, el lobo depreda (toref), tiene que matarlo, llevarlo a su casa, esconderlo y allí comerlo, sólo a la noche, no lo puede hacer en público, toda una historia. Los lobos tienen una vida dura, sólo pueden dar clases escondidos en las ieshivot, después del orden regular, a la noche. Pero los leones entran a las ieshivot a la luz del día, y salen saciados de todos.

0 Shares

Lo nuevo de Gal Einai

Reciba las últimas actualizaciones

Suscríbase a nuestro Boletín Semanal

No hay spam, sólo notificaciones sobre nuevos artículos, actualizaciones.

{{ reviewsTotal }} Review
{{ reviewsTotal }} Reviews
{{ options.labels.newReviewButton }}
{{ userData.canReview.message }}
En tendencia

Artículos más populares

Toggle Dark Mode Toggle Dark Mode
Toggle Large Font Size Toggle Font Size

Kaparot antes de Iom Kipur

Acompáñela con una buena acción

Teshuva

Copy link