SI TE EQUIVOCASTE, HASHEM TE SALVA

Iehudá es ese tipo de personalidad que nunca desespera. Incluso cuando cae, cuando comete errores, tiene fe, confía en que “Hashem me puede salvar”, y Él por supuesto me va a salvar, aunque yo mismo me haya producido el perjuicio, y haya perjudicado a todos, Dios no lo permita.

Al final de la parashá Miketz, “al final”, después de la historia de la copa de plata y todo lo demás, parece como que se diera por vencido, un poco sin saber qué hacer, le dice aIosef “nosotros somos los siervos de mi señor [de Iosef]”.

Pero luego al principio de la parashat Vaigash “y se acercó”, vemos una renovación, hay un nuevo comienzo, una historia nueva, “y se acercó a él Iehudá”. Entonces se fortaleció mucho, le habla de forma dura a Iosef, tal como dice Rashi. Le dice oye, si no aceptas mis condiciones entonces ¡uy!

Hasta lo amenaza con matarlo, así escribe Rashi.
¿Qué es esto? Se trata de alguien que piensa “quizás cometí un error”, reflexionó, “quizás me equivoqué, me hice garante de Biniamín, quizás fue todo un error mío”. Pero ahora dice no, aunque me haya equivocado no importa, Hashem puede salvarme en toda situación y sólo tengo que fortalecerme.

Gal Einai
Gal Einai

También puede que te guste...

Adar

Entradas recientes

Comentarios

Deja un comentario

suscripción

Sucribete a nuestro magazine

Ir arriba
0 Shares
Share via
Copy link
Powered by Social Snap
Gal Einai We would like to show you notifications for the latest news and updates.
Dismiss
Allow Notifications