Colabora con el instituto

DIOS TE AMA

En el tercer capítulo del Tratado de los Padres, estudiamos en nombre de Rabí Janina ben Dosa: “Todo aquel con quien las personas se complacen, también Dios se complace con él. Todo aquel con quien las personas no se complacen, tampoco Dios se complace con él.”  Se cuenta que cierta vez nuestro maestro el Baal Shem Tov salió a encontrarse con sus alumnos. Se sentó y todos se prepararon para escuchar palabras de Torá, cosas profundas de la nueva Torá del Jasidut, la Torá del Mashíaj.

Y he aquí que el Baal Shem Tov abre su sagrada boca, y simplemente dice lentamente y palabra por palabra esta Mishná de Pirkei Avot, que Rabí Janina ben Dosa dice: “Todo aquel con quien las personas se complacen…”. Ahora lo voy a traducir, él no lo tradujo, pero se refiere simplemente a quien las personas quieren, es amado por las criaturas, “Todo aquel con quien las personas se complacen…”, es señal cierta de que “Dios se complace con él.” Hashem  lo quiere. Si las personas te aman, Dios te ama. Y también lo contrario, si las personas no te quieren es una señal de que Dios tampoco te quiere, Dios no lo permita, que el Misericordioso no quiera.

Entonces, sólo dijo las palabras originales, y las repitió de manera tan potente, algo sabido de memoria por todos, el mensaje, el significado profundo, el alma de las palabras penetraron tan profundamente dentro de la esencia de sus almas, que les dio un rumbo y un sentido para toda la vida.

Artículos Relacionados

COLABORA CON EL INSTITUTO

¡Recibe las ÚLTIMAS NOVEDADES en tu correo!

Comunidad

Para participar de nuestras actividades y recibir nuestros mensajes diarios