Colabora con el instituto

Diez cosas fueron creadas en la víspera de Shabat, al atardecer y son: la boca de la tierra [que se tragó a Koraj], la boca del pozo [el pozo de Miriam], la boca del burro [el burro de Balaam], el arco iris, el maná, la vara [el bastón de Moisés], el shamir; las letras, la escritura y las Tablas [del Pacto]. Y algunas opiniones incluyen el lugar de sepultura de Moisés y el carnero de nuestro padre Abraham. Y algunas opiniones también incluyen a los demonios, así como a las tenazas originales, pues las tenazas se hacen con unas tenazas.

La víspera de Shabat en el crepúsculo es el final de la Creación y corresponde a los últimos aspectos de la sefirá de reinado (maljut), que en el Zohar se denomina “el fin de todos los niveles”, sofa dejol darguin (סוֹפָא דְּכָל דַּרְגִּין). Las diez cosas creadas en ese momento son parte del atributo de reinado. El reinado está conectado a la boca, y por lo tanto, el listado de diez cosas comienza con tres bocas: la boca de la tierra, la boca del pozo y la boca del burro.

Las cosas que fueron creadas en el crepúsculo en la víspera de Shabat son maravillosas, desde la “zona crepuscular”, la brecha entre lo mundano y lo sagrado. La boca del burro se refiere a la burra de Bilam. “Y Dios abrió la boca de la burra”. La burra de Bilam y su boca pueden entenderse como símbolos de la verdadera sabiduría que se convirtió en incredulidad hacia Dios, llamada apikorsut en la jerga rabínica. De hecho, el valor de “burro”, aton (אָתוֹן), 457 es el mismo que el valor de “apikorus” (אַפִּיקוֹרֶס).

Además, la palabra hebrea para burro, la hembra, es fonéticamente muy similar a Atenas, atoná (אַתּוּנַהּ), que sin duda sirve como símbolo de la cultura humanista universal que finalmente evolucionó hasta convertirse en la base de la ciencia moderna, que también suele ser utilizado como una herramienta para difamar la Torá y negar la existencia y soberanía de Dios sobre el universo.

Como toda verdadera sabiduría, originalmente, la burra de Bilam era buena y leal, sirviendo a las necesidades reales de su amo. Incluso los poderes proféticos que mostró cuando abrió la boca eran reales. Pero debido a que Bilam no le escuchó, rechazó su rol y se volvió contra él. Lo mismo sucede con la sabiduría. Si sus verdaderos descubrimientos se ignoran y no se integran adecuadamente en la Torá, finalmente ataca a la Torá. Esto también es cierto para aquellas almas especiales entre el pueblo judío que se convierten en apikorsim (la forma plural de apikorus). El origen de su energía espiritual es muy elevado, derivado del Mundo del Caos, que precedió al Mundo de la Rectificación. El Mundo del Caos aborda los enigmas de la existencia. Pero si se ignoran sus energías y descubrimientos, con el tiempo se revierten y aprenden a expresar sus preguntas como dudas que rompen los recipientes de la Torá.

Atenas, que simboliza el origen de la cultura occidental, se erige como el archirrival de la ciudad santa de Jerusalén. Parte del destino del Mashíaj es rectificar la sabiduría de Atenas, como lo hizo Rabi Iehoshua, el sabio rabínico en sus debates con los sabios de Atenas. Una de las áreas en las que sobresalió Atenas fue la sabiduría del gobierno. De hecho, el Mashíaj rectificará sus teorías sobre ciencia política y creará un estado o reino verdaderamente justo, como está escrito sobre él:

Alégrate en gran manera, hija de Sión, toca las trompetas, hija de Jerusalén,

He aquí, tu rey viene a ti, Él es piadoso y triunfante,

Sin embargo, él está empobrecido [es decir, en ego], montado sobre un asno, y en un pollino, el hijo de una burra.
La palabra hebrea para “hijo”, ben (בֶּן) es gramaticalmente afín a “entendimiento”, biná (בִּינָה). Por lo tanto, el Mashíaj es capaz, como Rabi Iehoshua, de derrotar la sabiduría de Atenas, porque entiende su mentalidad y puede volver a ponerla al servicio de la Torá como se pretendía originalmente.

Artículos Relacionados

COLABORA CON EL INSTITUTO

¡Recibe las ÚLTIMAS NOVEDADES en tu correo!

Comunidad

Para participar de nuestras actividades y recibir nuestros mensajes diarios