Colabora con el instituto

 No siempre la envidia es mala 

Y algunos pensamientos sobre cojot hanefesh, los atributos o fuerzas del alma, y al expresarse en la persona son llamadas midot, medidas o cualidades, que depende el refinamiento y la medida son positivas o negativas. Como el odio, la envidia, el enojo, el deseo de comer, beber, relacionarse, etc., que depende cómo y a qué se aplica sirve para elevar a la persona y a hundirla en las profundidades.

Por un lado, dicen los sabios: “La envidia sacan a la persona de este mundo” (lit. la mata)

Por otro: “la envidia a los sabios aumenta la sabiduría”.

Lectura de la Parashá Koraj - No siempre la envidia es mala

Hay un amor – ahavát Hashem que es mataná, viene como regalo del Cielo. Hay otro amor que es asuiá, hay que hacerlo, crearlo. 

¿Cómo se hace algo intangible como el amor? No es como el resto de las mitzvot que se hacen con objetos fisicos.

Es en esencia el sendero de Jabad, meditar en asuntos y cosas que despierten amor.

Así se revela el amor natural oculto en los profundo del corazón, y se crea nuevo amor por propia iniciativa.

Rabino Ginsburgh, basado en Jinuj Katán del Tania,

Buena semana

1 Kóraj hijo de Itzhar (nieto de Kehat y bisnieto de Leví) inició una rebelión junto con Datán y Aviram (hijos de Eliav) y On hijo de Pélet, descendientes de Reuvén.

2 Tuvieron una confrontación con Moshé junto con 250 israelitas que eran hombres de rango en la comunidad, representantes en la asamblea, y afamados. 

3 Se manifestaron contra Moshé y Aarón, y les declararon: “¡Se han extralimitado! Todas las personas de la comunidad son santas, y Dios está con ellas. ¿Por qué se ponen ustedes por encima de la congregación de Dios?”.

4 Cuando Moshé oyó esto, cayó de bruces.

5 Entonces les habló a Kóraj y a todo su grupo. “[Mañana] por la mañana –dijo–, Dios [mostrará que Él] conoce quién es Suyo y quién es santo, y los acercará a Él. Escogerá a aquellos a los que [se les permitirá] presentarLe [ofrendas].

6 ”Esto es lo que deben hacer: que Kóraj y todo su grupo tomen braseros.

7 Mañana, pongan fuego sobre ellos, y ofrezcan incienso sobre ellos delante de Dios. El hombre a quien Dios elija será entonces el santo. ¡Ustedes, hijos de Leví, [también] se han extralimitado!”.

Share the Post:

Artículos Relacionados

COLABORA CON EL INSTITUTO

¡Recibe las ÚLTIMAS NOVEDADES en tu correo!

Comunidad

Para participar de nuestras actividades y recibir nuestros mensajes diarios