Colabora con el instituto

http://www.youtube.com/watch?v=4FCjD_cZND4

En la porción de la semana, parashat Behalotja, “cuando eleves las candelas”, hacia el final encontramos el verso en la Torá que describe el atributo más importante y esencial de Moshé Rabeinu. “Y el hombre Moshé es muy humilde, más que toda persona sobre la tierra”. Aquí el verso dice que era extremadamente humilde, es decir en una medida completamente fuera de lo común, y también al compararlo, dice que era más humilde que toda persona sobre la tierra. ¿Qué significa? Dice el Baal Shem Tov: en la Torá está escrito “Moshé Moshé” sin ninguna separación entre las dos palabras. Hay un Moshé en lo Alto y un Moshé abajo. Hay un Moshé que vive apegado a la Divinidad, y está el Moshé que también se ocupa de las cosas materiales, como toda persona que tiene ocupaciones físicas de este mundo, come, bebe, etc. 

Pero en Moshé no hay diferencia entre ellos en absoluto, porque también cuando está abajo en sus ocupaciones materiales permanece aferrado completamente Arriba. Está aquél que es exactamente lo opuesto. Incluso cuando estudia o reza, de todas maneras, en cierto lugar de su conciencia o de su inconsciente, está aferrado abajo, se encuentra abajo dentro de sus propios enigmas. Sobre esta persona está escrito que es “de todas las personas que están sobre la tierra”, tal como explica el Baal Shem Tov. Al decir adam, ser humano, se refiere en especial a sus pensamientos. Está aquel cuyo pensamiento está completamente hundido dentro de la tierra. No importa dónde se encuentre está siempre sobre la tierra. ¿Y he aquí qué dice el verso? Moshé Rabeinu está conciente de que hay personas así, e incluso la mayoría son así. Pero como él con su humildad siempre está aferrado a lo Alto. Literalmente, su humildad le hace sentirse inferior incluso que “toda persona sobre la faz de la Tierra.

Artículos Relacionados

COLABORA CON EL INSTITUTO

¡Recibe las ÚLTIMAS NOVEDADES en tu correo!

Comunidad

Para participar de nuestras actividades y recibir nuestros mensajes diarios