Colabora con el instituto

Comparte esta entrega semanal con toda la familia y tus contactos 

https://madmimi.com/s/aa2b051

Esta es la última semana que pasamos con Abraham, mientras leemos la porción de la Torá de Jaiei Sará. Abraham compró la cueva de Majpelá por cuatrocientos siclos de plata. En hebreo, la palabra para plata, kesef, כסף, también es la raíz de la palabra kisufim, que significa ‘anhelo’. La literatura cabalística habla de ‘cuatrocientos mundos de anhelo’: Cuatrocientos mundos de placer que los tzadikim (individuos justos) heredan en el Mundo Venidero. Este es el secreto de los cuatrocientos siclos de plata (anhelo) que pagó Abraham por la Cueva.

La Cueva de Majpelá representa el elevado placer del Mundo Venidero, aquí en este mundo. En realidad, toda la Tierra de Israel está innatamente conectada con el Mundo Venidero. Israel es la “Tierra de la Vida”. Pero la Cueva de Majpelá en Jebrón es el lugar de conexión con el Mundo Venidero. (La palabra hebrea para Jebrón חברון, comparte la raíz con חיבור, jibur, que significa ‘conexión’). Por eso, el acto de tomar posesión de la Tierra de Israel comienza en Jebrón, en el pasado y para siempre.

El Rebe Nachman de Breslov dice que uno siempre debe vivir con “el recuerdo del Mundo Venidero”. No queremos llegar al Mundo por Venir después de terminar nuestra estancia en este mundo, más bien debemos recordar el Mundo Venidero mientras estemos vivos. Al hacerlo, conectamos los mundos y atraemos la fuerza vital del Mundo para Descender a la vida de este mundo.

Este es el secreto de nuestros santos patriarcas y matriarcas que están enterrados en la cueva de Majpelá, y este es el secreto de toda la porción de la Torá de Jaiei Sará, la vida de Sará que conecta holísticamente los dos mundos.

Disfruta los artículos de esta semana.

Shabat Shalom

Artículos Relacionados

COLABORA CON EL INSTITUTO

¡Recibe las ÚLTIMAS NOVEDADES en tu correo!

Comunidad

Para participar de nuestras actividades y recibir nuestros mensajes diarios