Colabora con el instituto

Depende de en qué creemos

Recordemos qué principios nos guían

Anhelamos crear equilibrio en nuestras vidas.

Para alcanzar el equilibrio en la rutina de la vida debemos crear equilibrio mental.

El equilibrio mental nos obliga a romper las convenciones.

¿Cuáles son esas convenciones? En pocas palabras:

·        Estamos seguros de que somos nosotros quienes creamos el bien que nos rodea.

·        Culpamos a factores externos cuando algo sale mal.

·        Nuestro estado de ánimo sube y baja según los resultados de nuestras acciones.

 

Nuestra tarea psicológica es simple, pero enfocada, y funciona en las 3 convenciones que vimos. ¿No las recuerdas?

·        La realidad buena en nuestras vidas y alrededor de nosotros es creada por Hashem Bendito.

·        La responsabilidad de los fracasos en nuestras vidas es nuestra.

·        La realidad siempre es cambiante, por lo que no hay lugar para la desesperación.

 

Y así superamos algunos de los hábitos que hemos asimilado:

UNO

La tendencia innata dentro de nosotros a sentir una gran autoestima, una tendencia que nos lleva a crear una imagen del mundo equivocada, hacer un esfuerzo inagotable y agotador por ocultar nuestras deficiencias y fracasos, y para llegar a una distancia entre nosotros mismos y del Creador.

DOS

Al “dueño de la situación” -el instinto maligno y nuestro lado bajo y animal- que siempre está esperándonos al final de cada buena acción,  e infunde el veneno del orgullo y la auto inflación por la buena acción. Si y cuando esta ocurre efectivamente. Se podría decir que en ese momento, toda la buena acción “se fue al infierno” y eso perjudica más nuestra realidad mental y espiritual.

 

TRES

Una de nuestras tareas más importantes, es actuar después de la acción, y responder correctamente a nuestras acción.  Respecto a las buenas obras, hay que encontrar una forma de meditar en ellas para que no nos sintamos inflados de orgullo y egolatría. más bien estemos tranquilos, limpios y libres para continuar haciendo el bien y la bendición.

CUATRO

Debemos atribuir nuestras buenas obras a Hashem Bendito. a pesar de la “pérdida” del “mérito del provecho” por lo que hicimos para el beneficio de mejorar nuestra propia imagen. si atribuimos el verdadero crédito a Hashem Bendito. el acto ganará mucha mayor profundidad y potencia.

Entonces, ¿qué teníamos?

Aparentemente perdimos la oportunidad De aumentar y recomponer nuestra propia imagen Por el mérito de que hicimos algo bueno.

¿Pero en verdad? ¡Ganamos mucho!

hemos ganado que nuestra acción vale mucho más y de un valor mucho mayor, y seguimos sin inflarnos y sin orgullo. ¿No vale la pena?

Resumamos:

Los poderes que tenemos nos son otorgados en todo momento como un regalo perfecto de Dios y por Su misericordia. Es por eso que nuestros resultados provienen directamente de su gran poder. Si Dios está involucrado en cada segundo de nuestras vidas, este es el mayor equilibrio, Para que podamos lograr la elevación y la satisfacción en todos los ámbitos de nuestra vida.

El rabino Itzjak Ginzburg shlita trabajó duro en un esquema psíquico para crear equilibrio y el logro de nuestra misión en la vida, basó sus enseñanzas en el pnimiut HaTorá, el interior de la Torá, la Cabalá y el Jasidut. La investigó, pulió y procesó durante décadas, y construyó un plan probado para la base de Torat HaNefesh, la psicología. 

Miles de alumnos de la Escuela Superior de Psicología, reconocen hoy los poderes del alma, e incorporar constantemente la presencia de Di-s en sus vidas, creando así una vida de mayor crecimiento para ellos y sus aconsejados.

—————————————

¿Cómo vivimos en paz y felicidad con esta percepción? ¿Cómo le damos sentido a nuestro trabajo?

Sigue nuestras publicaciones, y obtén maravillosas herramientas para aplicar s la psicología con éxito.

Artículos Relacionados

COLABORA CON EL INSTITUTO

¡Recibe las ÚLTIMAS NOVEDADES en tu correo!

Comunidad

Para participar de nuestras actividades y recibir nuestros mensajes diarios