Colabora con el instituto

LOS OCHO ESENCIALES: EL ACEITE DE OLIVA Y LAS VESTIMENTAS SACERDOTALES

Las Ocho Vestimentas Sacerdotales Corresponden a los Ocho Componentes de los Kerubim

El tema principal de la porción de la Torá de esta semana son las vestimentas sacerdotales utilizadas por los sacerdotes en su servicio en el Templo Sagrado de Jerusalem y en el Tabernáculo. El sacerdote común vestía cuatro prendas, mientras que el Sumo Sacerdote vestía ocho. Estas ocho vestimentas corresponden a los ocho componentes de la imagen fundamental del Templo, los kerubim .

Cada kerub tenía cuatro componentes: el rostro, el cuerpo, un ala derecha y un ala izquierda. Entre los dos tenían ocho.

Análogamente, las prendas del sumo sacerdote también se dividían en cuatro y cuatro:

1.       Las cuatro prendas blancas de los sacerdotes comunes— que corresponden a un kerub y también las cuatro letras ( iud, kei, vav, kei ) del Nombre Esencial de Dios, Havaiá , representando una dimensión relativamente masculina.

2.       Los cuatro prendas de oro del Sumo Sacerdote— que son vestidas además de las cuatro prendas blancas de los sacerdotes comunes. Corresponden a los dos kerubim y a las cuatro letras ( alef, dalet, nun, iud ) del Nombre de Dios Adnut , que representa una dimensión relativamente femenina.

El Poder Expiatorio de las Vestimentas del Sumo Sacerdote

Cada una de las vestimentas sacerdotales tenía un poder especial para expiar por un pecado particular de Israel:

VestimentaNombreNombre en HebreoPoder expiatorio
Las cuatro vestimentas blancas de los sacerdotes comunesgorromitznefetarrogancia
cinto ancho (desde la cintura hasta el corazón)avnetlujuria
túnicakutonet (la misma palabra usada para la camisa de Iosef, que sus hermanos utilizaron como evidencia de su “homicidio”.)homicidio
pantalonesmijnasaimadulterio
Las cuatro vestimentas doradas del Sumo Sacerdotechapa de oro en la frentetzitzinsolencia
sacomeilcalumnia y mal habla
pectoraljoshen mishpatJuicio corrupto
delantalefodIdolatría

Las Ocho vestimentas y el Aceite Esencialmente Ocho

La porción de la Torá de esta semana comienza realmente con el mandamiento de Dios a Moshe de preparar aceite de oliva puro para ser usado en la menorá (el candelabro de siete brazos que se encendía diariamente en el Templo Sagrado), describiendo a continuación las vestimentas de los sacerdotes. Esta yuxtaposición señala una conexión cercana entre el aceite de oliva y las ocho prendas.

La palabra hebrea para “aceite” es shemen , que a su vez es la raíz de la palabra shmone , “ocho”. Exploremos entonces la conexión esencial entre el aceite y el número ocho.

El número siete representa la naturaleza; ocho es sobrenatural, representa el ein sof , el “infinito”.

El valor numérico del Nombre Esencial de Dios, Havaiá , es 26, que se reduce a 8 (2 más 6). Entonces, ocho es el número que representa la esencia de Havaiá , el Nombre que se refiere a los milagros.

La palabra shemen también significa “grasa”. Si la perfección de la naturaleza es siete, entonces el aceite, la grasa, es más que el estado natural del ser humano. Hubieron grandes rabinos y tzadikim que engordaron físicamente simplemente por el placer divino de servir a Dios y experimentar la revelación sobrenatural de Dios en el mundo.

El primer versículo de la porción de la Torá (éxodo 27:20) tiene 15 palabras.

“Veatá tetzavé et bnei Israel

veikjú eileja shemen zait zaj katit lamaor laalot ner tamid.”

“y ordenarás a los hijos de Israel y tomarán para ti aceite de oliva puro, prensado, para iluminar, para elevar una luminaria eterna.”

La octava palabra, ya sea contando desde el principio o desde el final del versículo es la palabra shemen , “aceite”:  

1234567
“VeatatetzvehetbneiIsraelveikjueileja
8
shemen
7654321
zaitzajkatitlamaorlaalotnertamid”

La frase “ shemen zait zaj ”, aceite de oliva puro, también gira alrededor del ocho. Tiene 8 letras, shin-mem-nun, zain-iud-tav, zain-caf , que se dividen en 3, 3 y 2. Cuando el 8 se divide de esta manera, el producto de sus componentes, 3x3x2=18, es el máximo (la forma óptima de dividir un número).

Cuando cada letra de las palabras shemen zait se deletrea en forma completa, obtenemos nuevamente dos conjuntos de ocho letras que también se dividen en 3, 3 y 2:

Shemen se deletrea: shin-mem-nun .  Y deletreado en forma completa: shin-iud-nun, mem-mem, nun-vav-nun.

Zait, se deletrea: z ain-iud-tav  Y deletreado en forma completa: zain-iud-nun, iud-vav-dalet, tav-vav. Los sabios, en el Midrash , comienzan la explicación de nuestra porción de la semana con el versículo de Irmiahu 11:16 que define las propiedades del olivo y explican por qué el pueblo judío está asociado con su aceite. Esta frase también tiene ocho palabras divididas en 2, 3 y 3:

Zait raanan (2), iafé peri toar (3), kará Hashem shimjá (3)

“Un olivo de paz, cuyo fruto es de bella apariencia, ha llamado Dios tu nombre”.

La grasa es una Cobertura

En Deuteronomio 32:15 Israel es criticado por haberse vuelto “obeso, grueso y recubierto”. Dicen nuestros sabios que estos tres adjetivos corresponden a las tres generaciones previas a la revelación del Mashíaj.

Aprendemos del Baal Shem Tov que todo tiene dos manifestaciones, para cada interpretación negativa, también hay una positiva. El Rebe de Lubavitch explicó más allá, que la interpretación positiva de los tres adjetivos citados es la siguiente:

Obeso: entregándose al placer de los misterios de la Torá. Grueso: entregándose a las buenas acciones. Recubierto: la revelación al mundo de los secretos que antes estaban ocultos. De acuerdo con el Rebe de Lubavitch, este último adjetivo se refiere específicamente a la generación final previa a la revelación del Mashíaj.

De estos adjetivos aprendemos que la grasa es una cubierta, una vestimenta.

El Pueblo Judío se Asemeja al Aceite de Oliva

Dicen nuestros sabios que las cinco descripciones del aceite de oliva del versículo ya citado, “shemen zait zaj katit lamaor, aceite puro de oliva, prensado para iluminar”, también describe al pueblo judío:  

DescripciónPropiedadPropiedad Correspondiente del Pueblo Judío
1Shemen
(aceite)
Sube hasta arriba y recubre con una superficie cremosaCuando el pueblo judío ahonda en los secretos de la Torá (aceite) produce coberturas (vestimentas)
2Zait
(el fruto y el árbol de olivo)
Un árbol que no pierde sus hojasLa eternidad del pueblo judío
3Zaj
(Puro)
El aceite no se mezcla con otras sustanciasEl pueblo judío no se asimilará totalmente
Estas primeras tres descripciones corresponden a las ocho vestimentas del Sumo Sacerdote, en particular respecto a la clase sacerdotal y sus restricciones contra la asimilación con otros judíos, dándole el poder a todos los judíos para no asimilarse.
4Katit
(Prensado)
El olivo debe prensarse para extraer el aceite.A veces el pueblo judío debe soportar las penurias del exilio para volver realmente a Di-s.
5Lamaor
(Para iluminar)
La prensión produce el aceite que ilumina las lámparas.Al ser prensado para retornar a Di-s, el pueblo judío se vuelve una fuente de luz para iluminar el mundo, incluyendo a aquellos que inicialmente lo prensaron.

La Conexión

El ocho es el secreto de la conexión del aceite puro de oliva con las vestimentas sacerdotales. Cuando meditamos en el aceite de oliva y nos conectamos con su energía, creamos las ocho vestimentas del Sumo Sacerdote, que radia su energía al pueblo judío para que iluminen al mundo.

Share the Post:

Artículos Relacionados

COLABORA CON EL INSTITUTO

¡Recibe las ÚLTIMAS NOVEDADES en tu correo!

Comunidad

Para participar de nuestras actividades y recibir nuestros mensajes diarios