Colabora con el instituto

Tania – Parte 4 EPÍSTOLA SAGRADA – Carta 10, Clase 2 – DILAPIDAR PARA CURAR EL ALMA

con el Rabino Jaim Frim

“Y en cuanto a aquello que está escrito: “Quien dilapida [en su caridad], no gastará más de un quinto [de sus ingresos]” — esto se aplica sólo a quien no ha pecado, o a quien ha rectificado sus pecados por medio de mortificaciones y ayunos, como en efecto deberían ser rectificados todos los defectos en lo Alto. Pero en cuanto a aquel que aún precisa remediar su alma, la curación del alma obviamente no es una prioridad menor que la del cuerpo, donde el dinero no cuenta, [y, como declara el versículo:]
“Todo lo que el hombre tiene, lo entregará en aras de su alma”.

COLABORA CON EL INSTITUTO

¡Recibe las ÚLTIMAS NOVEDADES en tu correo!

Comunidad

Para participar de nuestras actividades y recibir nuestros mensajes diarios