Colabora con el instituto

“Y fue después de la peste, y dijo Havaiá a Moshé y a Elazar hijo de Aharón el sacerdote, diciendo. Cuenten a toda la congregación del Pueblo de Israel desde los veinte años para arriba, de acuerdo a las casas de sus padres, todo el que se aliste para el ejército en Israel”

Explica Rashi “Y fue después de la peste”: como el ejemplo del pastor, que entraron lobos dentro del rebaño y mataron, entonces él los cuenta para saber cuántos quedaron. Otra explicación: cuando salieron de Egipto y fueron entregados a Moshé, fueron entregados según un censo, ahora que está cerca de su muerte y tiene que devolver su rebaño, los devuelve según un censo.

Explicación jasídica: Al final de la parashat Balak, está escrito: [Bamidbar 25:5] “Y dijo Moshé a los jueces de Israel, maten casa hombre a sus hombres, etc.” Y explica Rashi: “Cada uno de los jueces de Israel mató a dos hombres, y los jueces eran 88.000”.

Esto requiere una explicación. El significado de lo que está escrito en la parashá (de acuerdo a lo que se entiende de los ejemplos de Rashi), es que el censo era para saber cuántos sobrevivieron después de la plaga donde cayeron 24.000 de Israel, y de acuerdo a la cuenta de los muertos por los jueces de Israel, surge que mataron a más de 170.000 personas (como trae el Rambán), mucho más que los que cayeron en la peste. ¿Por qué allí no encontramos un censo?

La explicación es que: la tarea del pastor es cuidar al rebaño. Cuando los lobos mataron a algunas ovejas, contó a las sobrevivientes para tomar precauciones y en adelante tener más cuidado en la vigilancia. Pero, sin embargo, esto corresponde sólo en cuando depende del guardián, porque cuando el daño no se produce por su culpa no servirá de nada tomar más precauciones en la vigilancia.

Así aprendemos sobre el tema en cuestión: la matanza de los pecadores fue justa, y Moshé no era culpable de su muerte, por lo que no hay motivo para contar a los sobrevivientes y tomar precauciones para su cuidado. Pero no fue así con la plaga que fue resultado de habérsele pasado por alto la halajá que establece quien tiene relaciones prohibidas con una extranjera los vengadores que deben castigar, y así después de Pinjás haber matado a Zimrí se detuvo la plaga. Por eso había que contar a los sobrevivientes de la plaga, como el pastor que entran lobos a su rebaño. 

Jaim Frim

Share the Post:

Artículos Relacionados

COLABORA CON EL INSTITUTO

¡Recibe las ÚLTIMAS NOVEDADES en tu correo!

Comunidad

Para participar de nuestras actividades y recibir nuestros mensajes diarios