Colabora con el instituto

Bilam versus Moshé Rabeinu, “Uno frente al otro hizo Elokim”. Moshé imparte el conocimiento de Dios a todo Israel, la sefirá de daat-דעת-conocimiento incluye a todos los atributos del corazón e infunde en ellos la conciencia Divina. En cambio Bilam lo guarda para sí mismo, “sabe Daat Elión, el Conocimiento Supremo”, pero relacionado con el daat de la klipá, las cáscaras impuras, (y de acuerdo con el Arizal Bilam ben Beor, בלעם בן בעור, está relacionado con Bela ben Beor, uno de los primitovos reyes de Edom, correspondientes a la sefirá de daat, conocimiento).

En otras palabras, hay midot raot- מדות רעות, cualidades o atributos malos, groseros y no rectificados, y el daat-conocimiento de klipá-“la cáscara impura” es la raíz de estos rasgos, la esencia del mal que hay en ellos. No solo deseos e impulsos, sino también maldad conciente, como Bilam el Sabio (para hacer el mal).

Hay klipot que se pueden purificar y elevar, y así los atributos particulares de las naciones se pueden elevar a la santidad, pero cuando se llega al daat-conciencia o conocimiento, la esencia del mal, no hay rectificación salvo aniquilarlas. Así dice Bilam mismo sobre Amalek: “A la cabeza de las naciones está Amalek, y su remanente por siempre se perderá”. Las siete naciones de la tierra de Canaán corresponden a los siete atributos emocionales y Amalek es el daat/conocimiento del mal.

Sobre la conexión entre Bilam y Amalek insinuaron los cabalistas que el final del nombre de Bilam/בלעם, es el principio del nombre de Amalek-עמלק,עם-Am, y cuando los escribimos uno sobre el otro, y se paramos palabra por la mitad, podemos leer ambos nombres de derecha a izquierda o de arriba hacia abajo:

ב ל   ע ם

ע מ   ל ק

Share the Post:

Artículos Relacionados

COLABORA CON EL INSTITUTO

¡Recibe las ÚLTIMAS NOVEDADES en tu correo!

Comunidad

Para participar de nuestras actividades y recibir nuestros mensajes diarios