Colabora con el instituto

En segundo lugar, en hebreo “ojo” se dice ain. La letra ain siempre alude a la letra alef incluida en ella (debido tanto a la similitud fonética de ambas letras como a su razón numérica 1:70). La esencia interna del ojo es ain (nada) (con la letra alef reemplazando a la ain), la “nada” Divina que es una permutación de la palabra ani, “yo”. Así como en inglés la palabra “yo” (I) y ojo (eye) suenan igual, en hebreo hay una muy cercana relación entre las palabras ani, “yo” y ain “ojo”. Encontramos en la Biblia que Di-s tiene siete ojos (Zacarías 4:10), pero obviamente no debe esto ser tomado en forma literal, sino que claramente contiene un secreto.En Su Providencia, Di-s domina y juzga a la creación desde siete perspectivas (correspondiente a los siete atributos del corazón). Así como tiene siete “ojos”, así El se revela en esta sección de Isaias con siete “yo”, y al meditar sobre ella, nos volvemos más involucrados con el secreto del número siete que con el tres.

Artículos Relacionados

COLABORA CON EL INSTITUTO

¡Recibe las ÚLTIMAS NOVEDADES en tu correo!

Comunidad

Para participar de nuestras actividades y recibir nuestros mensajes diarios