Colabora con el instituto

Vive con el Tiempo, lee la porción de Torá de hoy para comprender esto:

“Y Og, rey de Bashán, salió hacia nosotros… y Di-s me dijo: No le tengas miedo…”. [Devarim 3:1-2]

וַיֵּצֵ֣א עוֹג֩ מֶֽלֶךְ־הַבָּשָׁ֨ן לִקְרָאתֵ֜נוּ… וַיֹּ֨אמֶר יְהֹוָ֤ה אֵלַי֙ אַל־תִּירָ֣א אֹת֔וֹ

“Vaiatzá Og melej haBashán likrateinu…Vaiomer Havaiá elai al tirá otó”.

¿Por qué Moshé le teme a Og el rey de Bashán? Nuestros sabios dicen que Og tenía mérito, porque fue quien notificó a Abraham que Lot había sido llevado en cautiverio. En el Zohar está escrito que Og estaba entre las personas que se circuncidaron con Abraham y que tenía el mérito de la circuncisión.

Di-s le dice a Moshé: “No temas la circuncisión de Og. Externamente él tiene una circuncisión, que es un pacto con Di-s, pero él no guarda ese pacto, su circuncisión es como una imitación. Tú realmente salvaguardas el pacto y por lo tanto podrás vencer a Og.

Nuestros Sabios relatan que Og arrancó de cuajo una gran montaña y quiso arrojarla al campamento de Israel para borrarlo de inmediato. Esto significa que Og amenaza con desdibujar nuestra identidad judía y borrar la singularidad de la Nación de Israel. No todos entienden este peligro, pero Moshé le teme mucho, porque siente cómo el peligro de la pérdida de identidad, los vientos engañosos de la asimilación, son como una montaña que amenaza con caer sobre nosotros.

En última instancia Moshé mismo mata a Og con el poder de la santidad del pacto, pero lo hace en nombre de todo Israel. El Monte Sinaí de Moshé derrota a la montaña de Og, rey de Bashán.

 [De la conferencia del Rabino Ginsburgh, 4 Tamuz 5772]

Artículos Relacionados

COLABORA CON EL INSTITUTO

¡Recibe las ÚLTIMAS NOVEDADES en tu correo!

Comunidad

Para participar de nuestras actividades y recibir nuestros mensajes diarios