Colabora con el instituto

Siguiendo nuestra costumbre anual, veamos algunas de las muchas guematriot –alusiones numéricas- del valor numérico del año que ahora comenzamos 5784 desde la creación. Es costumbre aceptada referirse a un año descontando los miles. Por lo tanto, el próximo año se conocerá como 784 o תשפ”ד. Veamos primero una serie de apariciones y significados del número 784 en la Torá y luego consideremos frases de cuatro palabras cuyas iniciales son תשפ”ד.

Un año de poder y potencial

Aritméticamente 784 es un número cuadrado que indica un estado de inter-inclusión, hitcalelut (הִתְכַּלְּלוּת). La última vez que tuvimos un año cuyo valor era un número cuadrado fue hace 55 años (en 5729, el equivalente a 1969) y la próxima vez será dentro de 57 años (en el año 5841, el equivalente a 2081).

Efectivamente 784 es el cuadrado de 28, el valor de “fuerza” o “poder” o “potencial”, coaj (כֹּחַ). 28 es también el valor de “iejí” (יְחִי), la primera palabra en la proclamación hecha por la reina Batsheba ante el rey David, “Viva mi señor, el rey David, por siempre”[1], iejí adoní hamelej David leolam (יְחִי אֲדֹנִי הַמֶּלֶךְ דָּוִד לְעֹלָם).

La palabra “poder” (כֹּחַ) aparece en la conocida frase del Eclesiastés:

“Todo lo que esté en tu poder hacer, hazlo con todas tus fuerzas”[2]

כֹּל אֲשֶׁר תִּמְצָא יָדְךָ לַעֲשׂוֹת בְּכֹחֲךָ עֲשֵׂה

Col asher timtzá iadeja laasot becojajá asé

El Baal Shem Tov explica[3] que esta frase nos anima a conectar nuestras acciones con nuestros pensamientos, especialmente a conectar el “poder de la nada”, el poder de autoanulación inherente a la sefirá de sabiduría con nuestras acciones para que nuestras acciones estén unificadas con Dios e imbuidas de Divinidad. Este es el poder del alma para unirse con Dios.

Agregamos que dado que 784 es el cuadrado de “poder” (כֹּחַ), es decir, el valor de “poder” multiplicado por “poder”, se refiere a este poder interno del alma para unirse con Dios multiplicado por el poder del cuerpo, llevando a una unificación de cuerpo y alma con Dios. De hecho, la suma de “alma”, neshamá (נְשָׁמָה) y “cuerpo”, guf (גּוּף) es 484, también un cuadrado, lo que indica un estado de inter-inclusión entre el alma y el cuerpo.

Un año del tzadik y sus acciones

784 es el valor de la frase bíblica, “La acción del justo [es para la vida]”[4], peulat tzadik [lejaim] (פְּעֻלַּת צַדִּיק [לְחַיִּים]).[5]

Sólo las palabras “la acción de un justo” (פְּעֻלַּת צַדִּיק), cuyo valor es 784, también es igual a 8 veces “para la vida” (לְחַיִּים, lejaim), u 8 veces 98. Pero como la frase “la acción de un justo” (פְּעֻלַּת צַדִּיק) tiene 8 letras, significa que el valor promedio de cada letra es 98, o “para la vida” (לְחַיִּים). La propiedad esencial de la persona justa, el tzadik, descrita en esta frase es que sopesa continuamente todas sus acciones para asegurarse de que traen vida al mundo, animando a los demás y añadiendo vivacidad en todo lo que encuentra. Su intención es que todo revele la fuerza Divina que continuamente trae y asegura su existencia.

El valor de toda la frase, “La acción del justo es para la vida”[6] (פְּעֻלַּת צַדִּיק לְחַיִּים) es 882, que es el doble del valor de “verdad”, emet (אֱמֶת) el cuadrado doble de 21, aludido en el Nombre de Dios, “Seré lo que seré”[7], ehié asher ehié (אֶהְיֶה אֲשֶׁר אֶהְיֶה).

En un hecho matemático conexo, 784 es la suma de un cuadrado y un cubo. El cuadrado es 441, el valor de “verdad” (אֱמֶת), como arriba, y el cubo es 343, que es 7 al cubo, un número muy importante en la Torá que describe el aumento de la luminosidad Divina del reino material en el futuro.[8] De hecho, 343 es también el valor de “material”, gueshem (גֶּשֶׁם).

Un año de portales

Hay otra frase en Proverbios, que también involucra a los justos, y cuyo valor es 784, “los portales del justo”, shaarei tzadik (שַׁעֲרֵי צַדִּיק). En relación con la primera frase, “la acción del justo”, que describe al tzadik en si y por lo tanto corresponde a la sefirá de fundamento (iesod), esta segunda frase corresponde a la sefirá de reinado (maljut).

El año de Metushelaj (Matusalén)

La figura bíblica central cuyo nombre suma 784 es Matusalén (מְתוּשֶׁלַח), el hombre que tuvo la vida más larga registrada: 969 años. 969 es en sí mismo un número interesante. Es el tetraedro de 17, o la suma de los números triangulares desde el triángulo de 1 hasta el triángulo de 17.[9] 17 es el valor de “bueno”, tov (טוֹב) y además el valor de “vida”, 68, jaim (חַיִּים) es 4 veces “bueno” (טוֹב). Esta bondad se plasmó en la larga vida de Matusalén y en su longevidad, 969 es también el valor de la conocida frase: “Havaiá es bueno para todos y Su compasión descansa sobre todas Sus creaciones”, Tov Havaia lacol verajamav al col maasav (טוֹב י-הוה לַכֹּל וְרַחֲמָיו עַל כָּל מַעֲשָׂיו). Matusalén fue un ejemplo del principio de que las acciones de un tzadik son para la vida, tanto en términos de su longevidad, como se señaló, como en su actuación como un tzadik perfecto, que protegió a su generación del Diluvio. Por lo tanto, el próximo año, 5784, será un año de buenas acciones por parte de los justos, lo que conducirá a una vida larga y buena para todos.

Un año de aguas vivas

Otra hermosa frase cuyo valor es 784 es “Aguas vivas de Jerusalén”[10], maim jaim mirushalaim (מַיִם חַיִּים מִירוּשָׁלִַם), que describe la fuente que surgirá desde la ubicación del Sagrado de Sagrados en el Monte del Templo. Estas aguas vivas – que aluden entre otras cosas a las enseñanzas internas de la Torá, sanarán al mundo entero y anunciarán la venida del Mashíaj, trayendo así la vida eterna en el año 5784.

Un año de amor a la paz

Muchos libros sagrados hacen uso de una hermosa expresión, “amor a la paz”, ahavat shalom (אַהֲבַת שָׁלוֹם), cuya guematria también es 784. Así, en 5784, tenemos la oportunidad de amar haciendo las paces los unos con los otros, mereciendo así alcanzar la verdadera paz.

Todo esto ocurre en Jerusalén, la ciudad de la paz, donde las acciones del tzadik – quien es referido como “paz” – traen la paz.

Un año de paz, bondad y salvación

El versículo: “¡Cuán hermosas son en la montaña las huellas del mensajero, anunciando la paz, anunciando el bien, anunciando la salvación, diciendo a Tzión: “¡Tu Dios reina!”[11], ma navú al heharim ragle mebaser mashmia shalom mebaser tov mashmia ieshua omer letzion malaj elokaij  (מַה נָּאווּ עַל הֶהָרִים רַגְלֵי מְבַשֵּׂ֗ר מַשְׁמִיעַ שָׁלוֹם מְבַשֵּׂר טוֹב מַשְׁמִיעַ יְשׁוּעָה אֹמֵר לְצִיּוֹן מָלַךְ אֱ-לֹהָיִךְ) está fuertemente asociado con el año nuevo, 5784, porque la suma de sus palabras centrales, “paz” (שָׁלוֹם), “bien” (טוֹב) y “salvación” (יְשׁוּעָה), es 784.

Observando este versículo más de cerca, notamos que el valor de sus dos primeras palabras es 45, (מַה) y 63, navú (נָּאווּ), aludiendo a la rectificación de la realidad a través de la capacidad de mantener las “luces de energía caótica dentro de recipientes rectificados”, orot detohu bekelim detikun  (אוֹרוֹת דְּתֹהוּ בְּכֵלִים דְּתִקּוּן).[12]

LAS FRASES PARA EL AÑO

Pasamos ahora a frases de cuatro palabras cuyas iniciales son תשפד:

La primera es: תְּהֵא שְׁנַת פֵּשֶׁר דָּבָר,[13] tihié shnat pesher dabar, que significa “que este sea un año de interpretación de las cosas”, un año en el que se revela el significado de las cosas. Las palabras פֵּשֶׁר דָּבָר también significan “compromiso”.[14]

Otra es: תְּהֵא שְׁנַת פֶּתַח דְּבָרִים, tihié shnat petaj debarim, “Que este sea un año de liberación de nuestras palabras”,[15] un año en el que podamos abrir nuestras bocas y nuestras palabras brillen.

Otra frase es: תְּהֵא שְׁנַת פְּלִיאָה דַּעַת, tihié shnat pelia daat, “Que este sea un año de conocimiento maravilloso”. Las palabras “conocimiento maravilloso” (פְּלִיאָה דַּעַת) provienen de Salmo 139:6.

Además, תְּהֵא שְׁנַת פִּקּוּדֶיךָ דָּרַשְׁתִּי, tihié shnat pikudeja darashti, “Que éste sea un año de búsqueda de Tus mandamientos”, haciéndose eco de la frase que aparece en Salmos 119:45 y 119:94.

Una frase final es:  תְּהֵא שְׁנַת פָּדָה בְּשָׁלוֹם נַפְשִׁי, shnat shnat pada beshalom nafshí, “Que este sea un año en que [Dios] me redima en paz mi alma”.[16] Las dos letras פד con las que comienza la palabra “redimir” (פָּדָה) también aluden a la redención del hijo primogénito, pidión haben (פִּדְיוֹן הַבֵּן), “Israel es mi hijo primogénito”.[17]

Que todos seamos inscritos y sellados para un año bueno y dulce.


[1] 1 Reyes 1:31

[2] Eclesiastés 9:10

[3] Keter Shem Tov (Kehot: edición de 2004), §91

[4] Proverbios 10:16. El versículo completo dice: “La acción del justo es para la vida; la ganancia del malvado produce miseria” (פְּעֻלַּת צַדִּיק לְחַיִּים תְּבוּאַת רָשָׁע לְחַטָּאת).

[5]

[6] Proverbios 10:16. El versículo completo dice: “La acción del justo es para la vida; la ganancia del malvado produce miseria” (פְּעֻלַּת צַדִּיק לְחַיִּים תְּבוּאַת רָשָׁע לְחַטָּאת).

[7] Éxodo 3:14.

[8] Basado en Isaías 30:26 y Pesajim 68a

[9] Los primeros 17 números triangulares son: 1, 3, 6, 10, 15, 21, 28, 36, 45, 55, 66, 78, 91, 105, 120, 136 y 153. Su suma es 969

[10] Zacarías 14:8.

[11] Isaías 52:7.

[12] El 45 representa los recipientes rectificados y el 63 la energía caótica proveniente del Mundo del Caos, que se hizo añicos y se rompió. El valor de todo el verso es 4082, que es el producto de 314 y 13, o el Nombre de Dios, “Shakai” (שַׁ-דַּי) y “uno”, ejad (אֶחָד). Este producto sugiere la rectificación de la realidad a través de las acciones del tzadik, una vez más – ya que Shakai es el Nombre asociado con la sefirá de fundamento, el tzadik, pilar del mundo – que limita la naturaleza en constante expansión de creación revelando la unicidad de Dios.

[13] La expresión פֵּשֶׁר דָּבָר se origina en Eclesiastés 8:1, “Quién como el sabio, y quién como el que sabe interpretar las cosas…” (מִי כְּהֶחָכָם וּמִי יוֹדֵעַ פֵּשֶׁר דָּבָר).

[14] Berajot 10a

[15] Véase Rashi en Génesis 16:8. El ángel le hizo a Hagar una pregunta cuya respuesta conocía para liberar sus palabras – para que ella se sintiera cómoda hablando con él.

[16] Salmos 55:19

[17] Éxodo 4:22.

Share the Post:

Artículos Relacionados

COLABORA CON EL INSTITUTO

¡Recibe las ÚLTIMAS NOVEDADES en tu correo!

Comunidad

Para participar de nuestras actividades y recibir nuestros mensajes diarios