Vaietzé: El Sueño Cósmico de Iaacob

sueño cosmico

MATEMÁTICAS EN LA TORÁ

Iaacob escoge a sus elegidos: El Pueblo de Israel

En nuestra parashá Iaacob es descrito como un pastor profesional. Durante 14 años, atiende los rebaños de su suegro Labán como pago por sus dos esposas, Rajel y Lea, y durante 6 más, cuida de esos rebaños por un salario y comienza a construir su propia riqueza. El color de base de la lana en las ovejas y aparentemente en la mayoría de las cabras es un blanco sólido (algunas cabras están coloreadas en negro o marrón).

El pago de Iaacob llegó en forma de una pequeña cantidad de animales tomados de los rebaños de Labán, animales que tenían un conjunto de patrones relativamente raros de motas, manchas, anillos en los tobillos o bandas estampadas en su lana. La selección de ciertas tonalidades de entre la norma del blanco impoluto se compara en los escritos cabalísticos con el trabajo de depuración o selección, avodat habirurim, (עבודת הבירורים), que tiene como objetivo perfeccionar el olam hatikún, el mundo de la rectificación – nuestra realidad – con partes de lo que se conoce como “la Blancura Suprema” (לובן העליון, Luben Elión), la realidad que precedió a la nuestra en el olam haTohu, el Mundo del Caos.

El pago en especie iba a ser con animales con determinadas marcas, que eran menos probables que surgieran, en un trato desigual establecido por Labán. Iaacob, con su conocimiento de la genética espiritual, cambió la ley de las probabilidades a su favor y un número inusual de animales dio a luz crías con las marcas estipuladas para el pago de Iaacob. Aunque Iaacob participó en este proceso de depuración o selección en los rebaños de Labán, la Cabalá explica que esto sirvió como una forma simbólica de seleccionar las almas que vendrían para convertirse en su prodigio, el pueblo judío.

¿Cómo cambió Iaacob las probabilidades? La Torá describe un sueño que tuvo Iaacob, en el que un ángel le reveló los secretos del ajuste genético. El sueño se describe en tres versos enigmáticos:

Una vez, en la época de apareamiento de los rebaños, tuve un sueño en el que vi que los machos que se apareaban con el rebaño tenían anillos en los tobillos, motas y mechones. Y en el sueño un ángel de Dios me dijo: “¡Iaacob!” “Heme aquí”, le respondí. Y él dijo: “Alza tu mirada y ve que todos los machos que se aparean con el rebaño tienen anillos en los tobillos, motas y mechones; porque he visto todo lo que Labán te ha estado haciendo.[1]

וַיְהִי בְּעֵת יַחֵם הַצֹּאן וָֽאֶשָּׂא עֵינַי וָאֵרֶא בַּחֲלוֹם וְהִנֵּה הָעֲתֻּדִים הָעֹלִים עַל־הַצֹּאן עֲקֻדִּים נְקֻדִּים וּבְרֻדִּים:

וַיֹּאמֶר אֵלַי מַלְאַךְ הָֽאֱ-לֹהִים בַּחֲלוֹם יַֽעֲקֹב וָאֹמַר הִנֵּנִי:

וַיֹּאמֶר שָׂא־נָא עֵינֶיךָ וּרְאֵה כָּל־הָעֲתֻּדִים הָעֹלִים עַל־הַצֹּאן עֲקֻדִּים נְקֻדִּים וּבְרֻדִּים כִּי רָאִיתִי אֵת כָּל־אֲשֶׁר לָבָן עֹשֶׂה לָּךְ

A partir del sueño, Iaacob entendió cómo hacer que las ovejas y las cabras dieran a luz el tipo específico de corderos y cabritos que él sabía que eran los acordados como pago. Veamos algunas de las alusiones matemáticas ocultas en estos versículos.

Iaacob y Moshé

Claramente, la parte más importante del sueño es la identificación del triángulo de los tres rasgos fenotípicos, “anillado en el tobillo”, עֲקִֻּדִּים, akudim; “moteados”,נְקִֻדִּים, nekudim y “con mechones de colores-abigarrado”, וּבְּרֻּדִּים, brudim.

Los dos primeros aluden a los dos primeros “mundos” emanados del Hombre Primordial, Adam Kadmón. El primero se describe como “anillado” o “atado” porque toda la luz en ese mundo estaba aglutinado dentro de un solo recipiente. Aunque generalmente inestable como las luces que entran y salen de un recipiente único, este mundo no se hizo añicos.

El segundo mundo se describe como “moteado” porque ya había muchos recipientes capaces de recibir la luz. Sin embargo, los recipientes eran pocos y las luces muchas y este mundo finalmente se hace añicos y se fractura, por lo que se lo conoce como el mundo del caos. La tercera realidad, descrita como “encintado”, se refiere a nuestra realidad en la que es posible lograr la estabilidad mediante la creación de recipientes fuertes, ceñidos o reforzados que contengan la luz.

La suma de estas tres palabras, “anillado en el tobillo”, עֲקִֻּדִּים, akudim; “moteados”,נְקִֻדִּים, nekudim y “encintado”, וּבְּרֻּדִּים, brudim es 690, o 2 veces “Moshé” (משֶֹׁה). En el Zohar, se considera que Moshé es el alma interior de Iaacob. Por lo tanto, esta identidad matemática sugiere que Iaacob recibió la inspiración de Moshé para comprender adecuadamente su sueño.

Además de actuar como la dimensión interna del alma de Iaacob, se describe que el propio Moshé tiene sus orígenes en la realidad intermedia del Mundo de los “puntos”, un tema que exploraremos más en nuestro artículo sobre la parashá Vaielej.

Dado que los tres tipos de marcas son mencionadas dos veces en estos tres versículos, su suma total es 1380, o 4 veces “Moshé” (משֶֹׁה). Dado que el nombre “Moshé” (משֶֶֹה) tiene tres letras, cuando escribimos su nombre en lo que se conoce como reverso o parte trasera (אָחוֹר) y anverso o parte frontal, parte delantera פִָּנִים)):

מ מש משה משה שה ה

Su valor será 4 veces el valor normal. Esto es cierto para cada palabra: el reverso y el anverso es igual al valor normal de la palabra multiplicado por 1 más que el número de sus letras.

Estos tres versículos que describen su sueño fueron relatados por Iaacob a sus esposas mientras les explicaba las razones de su decisión de dejar Jarán y a su padre, Labán. Anteriormente, la Torá describe los rebaños con manchas en los tobillos (עֲקִֻּדִּים), moteadas (נְקִֻדִּים) y marcas parcheadas (וְּטְלֻאִים). En su explicación a sus esposas, Iaacob una vez más menciona las marcas especiales que se encuentran en las ovejas y las cabras,

Si él [Labán] decía así: “Los moteados (נְקִֻדִּים) serán tu salario”, entonces todos los rebaños parían moteados (נְקִֻדִּים); y si decía así: “Los de tobillos-anillados (עֲקִֻּדִּים) serán tu salario”, entonces todos los rebaños parían con los tobillos anillados (עֲקִֻּדִּים).[2]

Juntos, entonces, tenemos un orden de “tobillos-anillados” (עֲקִֻּדִּים), “moteados” (נְקִֻדִּים) y “y manchados” (וְּטְלֻאִים) y “moteados” (נְקִֻדִּים), “moteados” (נְקִֻדִּים), “Anillados en el tobillo” (עֲקִֻּדִּים) y “anillados en el tobillo” (עֲקִֻּדִּים) incluso antes del sueño. El valor de estas 7 marcas también es 1380, como arriba.

Entonces, en conjunto, todos los casos de marcas en nuestra parashá son iguales a 8 veces “Moshé” (משֶֹׁה). También sigue necesariamente a esto que, dos veces, “encintados” (ובְּרֻּדִּים) – la marca que simboliza el Mundo de la Rectificación, nuestra realidad – es igual a “tobillos anillados” (עֲקִֻּדִּים), “moteados” (נְקִֻדִּים), y “y manchados” (וְּטְלֻאִים), la primera descripción de las tres marcas. Solo una vez “encintados” (בְּרֻּדִּים) es igual a 256, el valor de “Aharon” (אַהֲרֹן) – el hermano de Moshé y un símbolo del Mundo de la Rectificación que se basa en el amor de Aharon por la paz y la búsqueda de la paz.

Como se señaló en artículos anteriores, el sello distintivo del Mundo de la Rectificación es la inter-inclusión, que matemáticamente corresponde a los números cuadrados. De hecho, el valor de “encintados” (בְּרֻּדִּים) – el símbolo del Mundo de la Rectificación – y el valor de “Aharon” (אַהֲרֹן) es 256, el cuadrado de 16, ¡o 44!

La figura de los mundo

Los nombres simbólicos de los tres mundos o estados de la realidad – “anillados” (עֲקִֻּדִּים) “moteados” ( נְקִֻדִּים) y “y encintados” (וּבְּרֻּדִּים) – posee 16 letras, lo que significa que podemos dibujarlas con la forma de un cuadrado de lado 4.

El valor de las dos filas superiores es igual a “anillados” (עֲקִֻּדִּים) y “y manchados” (וְּטְלֻאִים), o 378, que es el triángulo de 27, el valor de “puro”, זך, zaj. Las letras en las dos filas inferiores equivalen a 312, que también es 12 veces el Nombre esencial de Dios, Havaiá, o 26.

De ello se deduce entonces que las dos filas superiores son múltiplos de 7 y las dos filas inferiores son múltiplos de 13.

Las letras en el cuadrado central de 4 letras es 196, que también es un número cuadrado, el cuadrado de 14.

Las 12 letras que rodean el cuadrado central son 494, o 13 veces 38. Aquí también encontramos que los valores en el cuadrado interior son un múltiplo de 7 y el marco circundante un múltiplo de 13. Para más información sobre la conexión entre 7 y 13, véanse nuestras observaciones para parashá Shemot.


[1]  Génesis 31:10-12

[2]  Ibid 31:8

3 Shares

Lo nuevo de Gal Einai

Reciba las últimas actualizaciones

Suscríbase a nuestro Boletín Semanal

No hay spam, sólo notificaciones sobre nuevos artículos, actualizaciones.

{{ reviewsTotal }} Review
{{ reviewsTotal }} Reviews
{{ options.labels.newReviewButton }}
{{ userData.canReview.message }}
En tendencia

Artículos más populares

Parte 17: Preparando el Futuro

Parte 17 Preparando el Futuro En cabalá, futuro (atid) significa “lo que está preparado pero aún no revelado”, en contraposición a la definición más corriente

¿Por Qué Bendecimos a Dios?

P: Rab shalom y buen día: Tengo una pregunta,….todos los días decimos varias veces Barujata… ¿pero cuál es el significado o la connotación de estas

Ir arriba
Apoya

registrate dona

Copy link